Kinshasa.- Más de 2 mil personas han muerto por el brote de ébola en el noreste de la República Democrática del Congo (RDC) desde que fue declarada la epidemia hace un año, mientras el número de casos confirmados superó los 3 mil, indicaron cifras publicadas ayer por el país africano.

Del total de 2 mil seis fallecimientos, mil 901 han sido confirmados en pruebas de laboratorio y el resto son probables, de acuerdo con el balance del Comité Multisectorial de Respuesta al Ébola (CMRE) con datos recopilados hasta el 29 de agosto.

El brote de ébola, declarado oficialmente el primero de agosto de 2018, es el más mortífero en la historia de la RDC y el segundo a nivel mundial, tras el registrado en África Occidental entre 2013 y 2016 que cobró la vida de más de 11 mil 300 personas.

Desde el 8 de agosto de 2018, cuando empezaron las vacunaciones en la RDC, más de 207 mil 550 personas han sido inoculadas, añadió el CMRE.

Comentarios