Ya pasaron más de 13 meses desde que 12 personas desaparecieron misteriosamente en Huichapan y no hay un solo dato que brinde consuelo a sus familiares. En los primeros días de septiembre del año pasado comenzó a circular la versión de que habían desaparecido 12 personas tras salir de Ixmiquilpan con rumbo a una reunión que llevarían a cabo en el vecino municipio de Huichapan. No obstante, las personas nunca llegaron a su destino y hasta la fecha no hay rastros de su paradero. Lo único que han encontrado entonces son los vehículos en donde viajaban y que por cierto no presentaban signos de haber sido objeto de violencia. Debido a más de un año de incertidumbre, ayer familiares de los desaparecidos exigieron a las autoridades que les den resultados de la investigación, pues hasta el momento, su pretexto de no alterar el debido proceso, no ha habido siquiera un indicio de que estén cerca de encontrarlos. Y mientras las investigaciones supuestamente avanzan, los familiares de los desaparecidos viven en zozobra permanente. Al parecer tenemos nuestro propio Ayotzinapa y eso no parece importunar ni alterar a las autoridades encargadas del caso. De filón. El crecimiento del 30 por ciento en el padrón de contribuyentes registrados ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) en Hidalgo durante los últimos dos años habla de cierto auge en las actividades productivas en nuestra entidad y lo mejor, dentro del terreno de la formalidad.

Comentarios