Más inteligentes, bebés amamantados hasta los dos años

397
bebés amamantados, Ivanov Sánchez Galicia

Así lo expuso en entrevista el especialista Ivanov Sánchez Galicia en el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna

Pachuca.-Los bebés que son alimentados con leche materna, por lo menos hasta los dos años, son más inteligentes, aseveró en entrevista para Libre por convicción Independiente de Hidalgo el coordinador del programa de lactancia materna para el segundo nivel de atención de la Secretaría de Salud de Hidalgo (SSH) Ivanov Sánchez Galicia.

En el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, en marcha desde el primero de agosto y hasta el día 7, el especialista reiteró el mensaje de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la SSH.

“Queremos que las familias y las madres estén convencidas de que lo único que existe para el desarrollo adecuado de los bebés es la lactancia materna en los primeros seis y hasta los dos años de vida”, indicó.

El lema de este año es “Lactancia materna, fundamento para la vida”. De acuerdo con Sánchez Galicia, dicha conmemoración está vigente desde 1992 con el objetivo de impulsar, fortalecer y proteger la lactancia materna como un agente altamente positivo en el neonato.

La influencia de ese proceso de vida, explicó, es relevante en la salud actual y futura de un recién nacido.

Detalló que los beneficios de amamantar son numerosos, pues la leche materna es como una vacuna cuyo ingrediente principal son las inmunoglobulinas, elementos que fortalecen las defensas del bebé y, por ende, disminuye la morbilidad y la mortalidad en menores de cinco años.

Añadió que el amamantar a un bebé en sus primeros años tiene un efecto inmediato en su vida, que se prolonga por muchos años.

“En el momento, el bebé tendrá protección contra enfermedades, diarreas, de vías respiratorias y los cólicos. Si un bebé está amamantado, no tendrá cólicos, no tendrá estreñimiento, no tendrá alergias, caso contrario en un bebé que no recibe este tipo de alimento”, puntualizó.

Comentó que las madres también son partícipes de los beneficios, toda vez que amamantar disminuye el riesgo de hemorragias y de anemia; además, la mujer tiene menos posibilidades de sufrir osteoporosis.

Asimismo, enfatizó el impresionante vínculo afectivo que se produce entre las mamás y los neonatos al tener ese primer contacto; “estar en un medio protegido y bien alimentado ayuda a que se desarrolle bien tanto en la parte física como emocional, por ello en la primer hora de nacido del bebé ya tiene que estar amamantando; el vínculo es tremendo”.

Destacó que en algún momento, hace varios años, las empresas y la mercadotecnia alentaron al consumo de leche de fórmula, no obstante, en los últimos años existe una corriente orientada a promover el consumo de leche materna como lo único que requiere un recién nacido en sus primeros seis meses.

Luego de ese periodo, empieza la alimentación complementaria con sólidos, hasta los dos años; sin embargo, no existe inconveniente si el niño tiene deseo de seguirla consumiendo posterior a ese lapso.

Otro de los impactos positivos de esa práctica es el tema financiero, toda vez que existen cálculos que estiman que comprar leche de fórmula resulta en un gasto de entre 30 y 60 mil pesos al año.

Sánchez Galicia aclaró que las autoridades de salud no están en contra del consumo de ese producto, toda vez que este debe emplearse sobre todo en bebés que nacen con padecimientos congénitos.

Con el fin de alentar la lactancia materna, mencionó que todos los hospitales de la SSH aplican acciones enfocadas al cumplimiento de ese objetivo, desde jornadas informativas, operación de lactarios e incluso la prohibición del uso de biberones en las instalaciones por considerarlos altamente dañinos.

Beneficios

  • La leche materna fortalece las defensas y previene enfermedades respiratorias, diarreas, cólicos y alergias
  • El bebé duerme mucho mejor
  • Estiman que comprar leche de fórmula resulta en un gasto de entre 30 y 60 mil pesos al año
  • Amamantar refuerza el vínculo afectivo entre el niño y la madre
  • Esa práctica reduce el riesgo de hemorragias y de padecer osteoporosis

Comentarios