Joseph Pulitzer, personaje emblemático, dijo que “una prensa cínica, mercenaria y demagógica produce siempre un pueblo cínico, mercenario y demagógico”. Tal parece que el inspirador de una de las mayores preseas periodísticas del mundo hubiera estado observando al narco Estado peñista durante los últimos cinco años. Es un diagnóstico, una radiografía de la causa y de lo causado.
Y es que, a pesar de que el ejercicio profesional del periodismo en México ha tenido valientes expositores y talentosos defensores, los gobiernos corruptos, complicitados con el narcotráfico, le han ido ganando la partida al raciocinio. Francisco Zarco sostenía que “la prensa no solo es el arma más poderosa contra la tiranía y el despotismo, sino el instrumento más eficaz y activo del progreso y de la civilización”.
Juárez, por su parte, sustentaba que la defensa de la libertad de prensa, era también la del derecho a pensar. Thomas Jefferson, el constitucionalista de Filadelfia, opinó: “La fuerza de la opinión pública es irresistible cuando se le permite expresarse libremente”. Esto fue 250 años antes de la censura de la Casa Blanca a los grandes rotativos estadunidenses.

Consigna: traición a los intereses
del derecho a la información

Oscar Cantú Murguía, empresario y periodista chihuahuense, acaba de bajar las cortinas del periódico de su propiedad, Norte, de Ciudad Juárez, fundado hace 27 años, esgrimiendo serias amenazas de seguridad para los reporteros, editorialistas e impresores del diario. Como mi amigo Oscar Cantú, muchos mexicanos que nos dedicamos a este noble oficio estamos de duelo y denunciamos todas las arbitrariedades sufridas.
Una de las víctimas señeras de esta nefasta conjura contra la opinión pública y publicada, fue la colega Miroslava Breach también amiga y colaboradora de Cantú en Norte, asesinada apenas hace unos días, en medio de los entrambuliques entre la prensa vendida y el gobierno, bajo el marco de la complicidad manifiesta y comprobada con los cárteles de todo tipo de delincuencia organizada.
Matar al mensajero parece ser la consigna de la traición a los intereses ciudadanos del derecho a la información. Matar a esa mosca inoportuna que trata de interponerse entre los negocios a espaldas del pueblo y las oscuras razones de los intereses que socavan el patrimonio, la dignidad y la integridad de los mexicanos.

Sí, sí existe la “prensa vendida”.
Norte no entraba en esa categoría

El epíteto “prensa vendida”, que ya se ha vuelto icónico en casi todas las marchas y manifestaciones de protesta en defensa de los derechos y las libertades civiles, no es gratuito. Cientos de compañeros han desaparecido gracias a esa nefanda componenda, que sirve de mampara a la impunidad. En este llamado sexenio, el más sanguinario de muchos, los luchadores sociales del periodismo han sido masacrados, en la total inmunidad.
Miles de mercenarios de este noble oficio presumen de independientes y se escudan tras la bandera de la libertad de expresión para asaltar a mansalva los presupuestos públicos, monopolizar jugosas concesiones, prerrogativas disparatadas, cargos honoríficos al erario, adjudicaciones de contratos y estipendios no justificados.
Son los mismos que, a la primera oportunidad, tratan de desviar la atención de los ciudadanos afectados con la clausura de un medio de expresión libre, para atribuirla a razones esquemáticas de apreturas financieras, como si la defensa de los derechos humanos dependiera de un frío análisis costo–beneficio.

Independencia, rasgo del periodismo de los colegas juarenses

Conservar el carácter de independiente en este riesgoso oficio es cada vez más difícil y, por ello, no menos honorable. Esas extremas condiciones de ejercicio son las que hacen del periodismo independiente una de las carteras más difíciles y prestigiadas. Una de las razones irresistibles para seguir en la lucha por las libertades civiles.
Y eso es precisamente lo que ha distinguido al cuerpo de reporteros, redactores, trabajadores y editores de Norte de Ciudad Juárez, distantes de los cínicos, mercenarios y demagogos a que se refería Pulitzer. Con el cierre de este faro de pensamiento en la franja fronteriza, se escapa también una trinchera indispensable en este páramo de miserias humanas.

Consecuencias ingratas del amasiato de la prensa con los podero$os

Vivimos atrapados por el amasiato inconfesable de medios de comunicación y usurpadores, gobernantes ilegítimos y deslegitimados, textoservidores y loros radiofónicos vendidos al peor postor, intereses contra la patria que dictan el contenido de los boletines y de los mensajes que se atreven a expectorar ante todos los auditorios.
No es casual que en pocos días se hayan revelado componendas entre todos los niveles del aparato judicial con influyentes y viles abusadores sexuales. El Consejo de la Judicatura Federal no ha dicho ni pío contra la afrenta de amparo a los Porkis, exculpándolos de lascivia y deseos sexuales en la penetración masiva y tocamientos impúdicos a una menor en el puerto de Veracruz. Un monumento a la esquizofrenia.
Los culpables de los delitos de violación, pedofilia, abuso sexual tumultuario y vejaciones de la peor ralea, protegidos por las influencias paternas, han sido cobijados por la justicia local y federal, todos a una, dentro de la más absoluta complicidad, prevaricato y fraude a la ley. La justicia al servicio de la fuerza en esta selva de mentecatos.
Cual la negativa de la Corta de Justicia de hacer públicas las bitácoras de los vuelos de la flota del Estado Mayor Presidencial al servicio de Peñita, familiares y amigos. ¿Cuántas veces a Miami? ¿Cuántos a centros vacacionales con campo de golf en días laborales?

Fraudes y robos que pasan desapercibidos en ciertos medios

No es extraña la cadena de secuestros y asesinatos contra los proveedores de servicios al gobierno de Chiapas, cuyo único delito es formar una asociación en defensa de sus intereses, en búsqueda del pago del gobierno del muchachito Manuel Velasco a sus servicios prestados. Ante el temor, los originales 400 empresarios, se han reducido a 50, ante el pánico a ser levantados y ejecutados por órdenes de Manuelito Velasco.
‎No es extraño que la empresa de seguridad privada Seguritech, propiedad de Ariel Zeev Picker Schatz, protegida por el supuesto defenestrado David Korenfeld, cesado por peculado y abuso de funciones, haya sido la empresa que ha crecido exponencialmente en los últimos meses, y esté a la cabeza de los monopolios peñanietistas.
Anonymous ha revelado que el monopolio de seguridad Seguritech se afianza en 20 entidades del país, gracias a contratos concedidos por un solo dedo. Presta servicios y los cobra a precio de oro, tanto a Teletón como al DIF, más todas las inmundas prebendas que les caigan del gobiernito de Atracomulco.

Luchar contra el cinismo, el mercenarismo y la demagogia

Y todavía se extrañan de que las organizaciones no gubernamentales mexicanas estén construyendo una plataforma contra la impunidad y la corrupción, similar a la guatemalteca que envió a Ríos Montt a las bartolinas y trae entre ceja y oreja al actual titular del Poder Ejecutivo de esas tierras.‎ Para el nublado juicio de los textoservidores esto es demasiado, muy exagerado. La lumbre les llega a los aparejos.
Para los periodistas baleados y asesinados en el cumplimiento de su deber, es un gran homenaje post mortem.‎ El mínimo que podemos hacerles, porque con su ejemplo nos han demostrado que nada es poco cuando se trata de combatir al narcoestado.
Luchar contra el cinismo, el mercenarismo y la demagogia, es el deber que han asumido valientemente los defensores de la prensa independiente. Como van ganando la partida en todos los medios de expresión libre de las redes sociales y de la opinión comprometida con las causas populares, los caifases hipócritas del sistema oficial se rasgan las vestiduras y ponen el grito en el cielo. Se atenta contra sus intereses.

La independencia cuesta la integridad personal a los periodistas

El narcoestado peñista de Atracomulco ‎se indigna ante las verdades, e intenta cerrar filas con su puñado de cómplices y paniaguados, compañeros en ese viaje del terror, el asesinato, la conjura y la rapiña. En la competencia por saber quién roba más.
El pueblo, indignado, vela sus armas para cobrar las afrentas en las urnas, a contrapelo del bombardeo de vituallas e inmundicias que sus enemigos reparten a cargo del bolsillo ciudadano, entre los miles de sufragantes. Una operación ilegal, indecorosa y estrepitosamente fallida, comandada por quien tiene el poder y los mendicantes de favores presidenciales.
El periodismo combativo e independiente reseña todas las aristas de la traición toluquita, revela informaciones que pueden costarle la integridad personal, se rebela ante la injusticia y la molicie. Los casos de Mirsolava Breach y de muchos otros colegas son ilustrativos.

Ante ello, ¿Usted qué haría?, como pregunta el sedicioso de Los Pinos.

Índice Flamígero: El revuelo que en redes sociales ha causado la entrega del Premio Nacional de Periodismo a un conductor de Televisa tiene sus orígenes en los celos de dos personajes, padre e hijo –éste también es empleado de Emilio Azcárraga Jean–, que creían merecer sendos reconocimientos. Enemistados casi a muerte hasta hace unos meses, padre e hijo deseaban celebrar con una presea para cada quien el reencuentro filial. Al que finalmente recibió la medalla y el diploma no se le premió per se, sino a un segmento de su programa en torno al bullying en el que ni siquiera participó. + + + Don Alfredo Álvarez Barrón y El Poeta del Nopal envían unas “décimas a la muerte de don Fernando Frías Salcedo, director de La Voz de Fresnillo, maestro, amigo y periodista ejemplar.

Quiero llorar en ausencia
por eso a la rima acudo,
el corazón hecho nudo
pero con plena conciencia,
hace falta su presencia,
su humor, su sabiduría,
con el paso de los días
su recuerdo se engrandece,
mientras en silencio crece
la voz de Fernando Frías.

La voz de Fernando Frías,
siempre leal y sincera,
y con su rima certera
maestro de la ironía,
perseguidor de utopías,
de sueños no realizados,
exento ya de pecados,
lo evocan, todos a una,
su muerte, sin duda alguna,
presagia tiempos nublados.

Las noticias comentadas
con su pluma poderosa
eran palabra gozosa
como naciente alborada,
los pájaros en parvada
declaran tres días de duelo
y elevan, en pleno vuelo,
su tonada más hermosa,
mientras se extiende ominosa
la pena y el desconsuelo.

¿Por qué?, pregunto angustiado,
pero nadie me contesta,
solo una sombra siniestra
sin ruido pasa a mi lado,
el pueblo, desconsolado,
en vano busca una pista,
mientras el dolor se enquista
con la rabia de una fiera,
hoy Zacatecas entera
le llora a su periodista.

Recuerdo con añoranza
al periodista ejemplar,
que me abrió de par en par
las puertas de su confianza,
la tristeza no me alcanza
para apaciguar mi duelo,
quiero gritar y no puedo
y hasta a la Muerte maldigo
recordando al fiel amigo
Don Fernando Frías Salcedo.

¿Qué más pudiera escribir
si está en los libros de Historia?
su vertical trayectoria
no me dejará mentir,
lo podríamos resumir
en una noticia escueta:
si el Infinito es la meta
usted gana Don Fernando,
se lo asegura, llorando,
éste aprendiz de poeta.

Buen viaje Don Fer….y hasta pronto.”
www.indicepolitico.net / [email protected] / @pacorodriguez

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorHidalgo, séptimo en enfermedades respiratorias
Artículo siguienteDías de radio
Columnista político desde 1977. Comentarista radiofónico y de televisión. Publica su columna “Índice político” en 47 medios de comunicación de la República mexicana y tres de Estados Unidos. Apunta con el Índice, pero también propone.