Médicos hidalguenses se suman a #TodosSomosLuis

454
hidalguenses

Pachuca.-

Médicos hidalguenses se unieron para exigir justicia por su colega oaxaqueño Luis Alberto Pérez Méndez, pediatra y traumatólogo, arrestado junto a otra doctora por presunto homicidio doloso en 2017, los médicos explicaron que sigue un proceso judicial por la muerte de un menor durante una operación quirúrgica en un hospital privado.
La mañana de ayer, más de 400 batas blancas exigieron la libertad de su colega, señalado por asesinato; el movimiento denominado #TodosSomosLuis, se dio en varios estados y municipios de Oaxaca, como medida de presión contra autoridades para la investigación.
La salida fue en la Diosa de los Vientos, desde muy temprano, los médicos de todos los hospitales pachuqueños, e incluso de zonas cercanas a la capital, organizaron el contingente y con pancartas comenzaron a difundir el mensaje:

“¿Hasta cuándo se darán cuenta que no nos levantamos pensando en matar a alguien?”, “Hay una realidad innegable: durante una cirugía o durante la recuperación de esta, el paciente se puede morir! Muy a pesar del actuar de los médicos”, “En México, políticos roban y compran quimioterapias falsas a niños y están libres, pero encarcelan a un médico que busca preservar la vida. #TodosSomosLuis”.
El contingente avanzó hasta plaza Juárez, donde colocaron mantas y mensajes para no criminalizar el acto médico y respetar su función al interior de los hospitales y unidades de atención.
El traumatólogo es acusado de homicidio doloso por el fallecimiento del niño Edward, a quien el 26 de noviembre del año pasado le practicó una cirugía en el brazo izquierdo, y de acuerdo con las investigaciones, se trató de una negligencia médica.
Los médicos del estado y de todo el país pidieron que no se criminalice su profesión, por su parte, familiares del niño solicitaron a las autoridades que no se dejen presionar por la comunidad médica y que se sigan los cauces legales en este caso.

En Oaxaca, la semana pasada, el fiscal general Rubén Vasconcelos Beltrán indicó que el médico puede alcanzar una condena de ocho a 20 años de prisión. Refirió que los médicos son garantes de la vida y al igual que todos los profesionistas, están sujetos a las normas penales.

Comentarios