Pachuca.- Las autoridades estatales y planteles educativos deben tomar las medidas preventivas para los hechos acontecidos en Torreón, donde un infante de 11 años disparó contra su maestra y compañeros para luego quitarse la vida, no ocurran otra vez en el país.

Lo anterior lo externó en entrevista el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Ricardo Rivera Barquín, quien refirió que lo ocurrido en el colegio Cervantes es muestra de que “estamos perdiendo y alejando a nuestros hijos de los valores como sociedad”.

Para el dirigente empresarial, las acciones de niños y niñas se dejan al amparo de la tecnología, cuando lo que realmente necesitan es ser escuchados, atendidos y, sobre todo, convivir con la familia.

“Sin duda, las autoridades y escuelas deberán tomar las medidas necesarias para que estos hechos no se repitan en ninguna parte del país, pero también y primero que nada se debe trabajar desde el lugar más importante que son nuestros hogares.”

Cuestionado sobre si considera que el Operativo Mochila debe aplicarse en la entidad, consideró que, aunque esa sería una de las medidas a implementar en los colegios, ello no garantiza que ese tipo de tragedias se repitan.

En contraste, se pronunció por que las familias y docentes realmente atiendan a los niños.

“Las medidas deben siempre ser preventivas por encima de las correctivas”, concluyó.

Comentarios