A dos meses y medio de las elecciones del primero de julio, en Hidalgo se cerró el periodo de registro de candidatos a diputados locales. Esto mientras continúan las campañas para renovar el Congreso de la Unión y la presidencia de la República. Al hacer un balance general, se podría afirmar que, hasta el momento, no ha habido propuestas que enganchen a la ciudadanía. Quizá se deba a que muchas de las propuestas de quienes aspiran a la presidencia del país son ideas que ya habíamos visto, más de lo mismo. Desde la estrategia del abanderado priista a la presidencia José Antonio Meade, respecto a repartir tarjetas para afianzar sus compromisos con el electorado, hasta la propuesta de congelar precios de los combustibles, o que mediante el uso de la tecnología los mexicanos saldremos del atraso como por arte de magia. Tal vez eso explique que, cuando ya se consumió medio mes, no haya entusiasmo de la ciudadanía por las elecciones. ¿Será que los candidatos no saben leer las necesidades de los electores? También hay demasiado ruido provocado por los ataques, soterrados o abiertos, en esta campaña. Hoy, por ejemplo, seguimos escuchando que el candidato de la coalición Por México al Frente Ricardo Anaya no ha salido de un caso en el que se presume habría lavado dinero. Eso es lo que más se escucha en estas campañas: ruido. Y lo que viene… No obstante, aún hay tiempo para que las campañas enganchen a la población. Los debates en puerta, donde los contendientes hablarán frente a frente, pueden ayudar a despertar el interés. A nuestro país no le conviene que estas campañas pasen de noche, pues es ahora cuando la ciudadanía puede comprometer a quienes pretenden un cargo de elección popular. Pedirles que vayan más allá que emitir frases huecas o lugares comunes que no resuelven nada. De filón. Perfiles universitarios se sumaron a la oferta de candidatos de Morena al Congreso local. Sin duda, su origen universitario les ayudará a construir una oferta seria frente a sus, en muchos casos, improvisados contrincantes.

Comentarios