Ya para cerrar el año, los dipu­tados locales aprobaron una iniciativa de Ley de Mejora Regu­latoria para Hidalgo que pretender sacar a la entidad de los últimos lugares del Índice de Competiti ­vidad Urbana (ICU), que cada dos años publica el Instituto Mexica ­no para la Competitividad (Imco) y que evalúa a las 74 ciudades más importantes del país a par­tir de 120 indicadores agrupados en 10 subíndices. En este estudio, Pachuca y Tula no solo no avan­zaron en la edición 2016 del ICU, sino que retrocedieron. Tulancin­go de plano está en el último lu ­gar nacional. La capital de Hidal­go, Pachuca, se situó en el lugar 62 –de 74–, por lo que se encuen ­tra en un nivel de competitividad “medio bajo”. Cayó cuatro lugares respecto al ICI 2014. Tula está en el lugar 70 de todo el país, y bajó cuatro sitios respecto al estudio de 2014. Ante esta situación, el Imco propone un camino para sa­lir del hoyo: implementar un siste­ma profesional de carrera munici­pal, fortalecer las finanzas locales a través del predial y cerrar las brechas respecto a la mejora re ­gulatoria que existe entre ese ni­vel de gobierno y la federación. La actual administración estatal parece haber entendido el mensa ­je y el pasado miércoles envió la iniciativa de ley citada, que ya fue aprobada ayer por los diputados locales. La reforma implica adi­cionar un tercer párrafo al artículo 83 de la Constitución Política de Hidalgo y establece una política de mejora regulatoria para todas las autoridades públicas estata­les y municipales. Establece ade ­más la creación del Sistema Es­tatal de Mejora Regulatoria. Con la iniciativa, el gobernador Omar Fayad pretende hacer de Hidal­go una entidad más competitiva y sacarla del sótano. ¿Y el resto de las autoridades? De filón. Pozo­le, pollo rostizado, y tamales, son algunas de las opciones que hidal­guenses oriundos de la capital co­cinarán para recibir la Navidad en sus hogares. Desde esta casa edi­torial le enviamos un abrazo, que ­rido lector.

 

No votes yet.
Please wait...

Comentarios