En el tema de salud a nadie se le exime, tal y como lo comprobamos en esta contingencia de Covid 19, porque en algún momento los servicios de salud son requeridos por todos, por ello, la importancia de buenos servicios de salud cruzó por un momento fugaz en los pensamientos del expresidente de Estados Unidos (EU) Ronald Reagan quien lo tenía claro; existe la anécdota que cuando llegó al hospital, después de recibir tres balazos en un atentado en 1981, observó a los doctores a punto de operarlo en el quirófano y les dijo esbozando una sonrisa: “Espero que sean todos republicanos”.

En efecto, en el delicado tema de la salud no existe una receta única con instrucciones precisas, pero, una mejora sustancial tanto en calidad como en cobertura de salud depende de muchos factores entre los que destacan el abatir la mortalidad infantil, mejorar la calidad de la nutrición, aumentar la cobertura en salud y abrir nuevos hospitales porque la impaciencia de los pacientes aumenta.

Por otro lado, para tener realmente mejores servicios de salud se requiere desarrollar y aplicar avances científicos para el control de enfermedades, que, como es percibido en esta contingencia, el tema de apoyo a la ciencia se aprecia en su verdadero relieve, de ahí la urgencia para virar el timón e invertir en el desarrollo científico para crear vacunas y otros avances que requieren trabajo permanente y que toma mucho tiempo realizarlos, pero es evidente su importancia capital.

Además, de una real eficacia gubernamental para incentivar el crecimiento adecuado de bienes públicos e infraestructura como son las clínicas dotadas de equipo necesario y personal capacitado, tal virtud tiene que estar en armonía y responsabilidad frente a los ciudadanos.

Por otro lado, la salud inexorablemente está ligada a un desarrollo que sea capaz de multiplicar las oportunidades para que las personas puedan vivir una vida mejor y que se logra a través de políticas adecuadas capaces de crear un ambiente propicio para ahorrar, invertir, aumentar el empleo, mejorar el capital humano y generar estabilidad.

Los avances en salud, también son asociados a importantes innovaciones, tanto para reconocer el origen de las enfermedades, la invención de nuevas vacunas y el control eficaz de las pestes, asimismo, con las mejoras en la higiene y la salud pública como una adecuada provisión de agua potable y alcantarillado.

En cuanto a los avances en nutrición, se relacionan con una mejora sustancial en los niveles de ingreso de la población y que estos sean de forma permanente y no solo en periodos o campañas o contingencias y que le permita tener a la ciudadanía acceso real a una dieta más nutritiva. También, estos avances en salud requieren de recursos, capacidad de gestión y una buena dosis de altruismo como lo son las jornadas médicas de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo.

Comentarios