Menguan ingresos en 16.7 millones de hogares: Inegi

298
hogares

Dos de cada tres hogares en México resintieron una baja en su capital desde el primer mes de confinamiento

Ciudad de México.- Dos de cada tres hogares en México resintieron una baja en sus ingresos desde el primer mes de confinamiento para enfrentar la pandemia del coronavirus (Covid-19). Los ingresos en 16.7 millones de viviendas en México fueron afectados durante abril, debido a que en tres de cada 10 al menos un integrante de la familia perdió su empleo y a reducciones salariales, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Sumado al efecto directo en las familias, entre abril y mayo, la pandemia también amplió sus estragos a las empresas en el país. El Inegi reportó que 92.2 por ciento de las empresas no recibió ningún tipo de ayuda para enfrentar la crisis provocada por las medidas para enfrentar el Covid-19. Solo 7.8 de cada 100 obtuvo algún apoyo, ya sea del gobierno o de cámaras empresariales. En concreto: hubo una merma muy sustancial en la actividad económica, informó en videoconferencia Julio Santaella, presidente del Inegi.

Édgar Vielma, director de estadísticas sociodemográficas del organismo, detalló que la pérdida de ingresos en esos 16.7 millones de hogares, equivalentes a 65 por ciento de los que hay en el país, se tradujo en que 6.2 millones de familias vendieran sus bienes, pidieran prestado o consumieran sus ahorros para resistir con menos dinero.

Al sumar a las personas que perdieron su empleo y no intentaron conseguir uno nuevo, a los desempleados que buscaron ocuparse y a quienes no habían ingresado al mercado laboral, había un déficit en abril de 15.7 millones de trabajos para personas mayores de 18 años, reportó la Encuesta Telefónica sobre Covid-19 y Mercado Laboral (ECOVID-ML).

Descanso sin salario Además del desempleo, esta crisis detonó la ausencia laboral, debido a la preponderante informalidad, pues entre los 6 millones 100 mil trabajadores sujetos a un empleador, seis de cada 10 fueron descansados por la pandemia.

Solo cuatro recibieron sus remuneraciones completas, a cuatro les dieron solo una parte de su pago y a dos se contempla que volverán a trabajar para el mismo patrón, pero no se le dio ningún soporte económico, agregó el Inegi.

Además de la precariedad en el grupo que conservó un lazo laboral, hay 5 millones de personas más que no tienen empleo, pero creen que regresarán a trabajar una vez que termine la contingencia sanitaria; 22 por ciento de ellas se sostienen de apoyo familiar y 92 por ciento no tiene acceso a servicios de salud

Comentarios