¿Qué mensaje da Ivanevsky en el Independiente?

345
Josefina Hernández Tellez

“La caricatura política tiene una función crítica hacia problemas sociales… la caricatura es un instrumento que provoca risa y reflexión… los caricaturistas mediante los textos humorísticos como prácticas semiótico-discursivas ponen en juego diversos códigos: verbales y visuales (gráficos: líneas y formas de rasgos finos y grotescos también) que permiten la producción de sentido para poner en entredicho los discursos oficiales” (Sánchez Guevara, G La caricatura política. Razón y Palabra. www.razonypalabra.org.mx).
Sin embargo, en Libre por convicción Independiente de Hidalgo la caricatura es una caricatura de la sátira fina, informada e inteligente, que busca resumir la realidad política y social desde la óptica propositiva y crítica. Ivanevsky, una vez más en sus cartones confirma su mentalidad machista, misógina y estereotipada. En repetidas ocasiones se le ha señalado su perspectiva retrógrada para este tiempo de urgentes cambios para avanzar, para detener la ola violenta, cosificante y feminicida contra la mitad de la humanidad, de las mexicanas. Ni ve, ni escucha y ahora sé, ni lee. Lo primero que se le ocurre para referir o señalar, hasta el clima, es utilizar la imagen de las mujeres desde un punto de vista que las denigra, que las ridiculiza y las cosifica.
¿Qué se puede hacer si a la Defensoría de este diario se le ignora una y otra vez en estos señalamientos? ¿Cuál es el papel de la dirección editorial de este medio que aparentemente está en favor de dignificar el periodismo y que de forma contradictoria permite la constante publicación de este tipo de caricaturas, ya no digamos información?
No se me ocurre otra cosa que compartir con la dirección y el autor las leyes que se violan, se ignoran, ¿o se desconocen?, y que se han promulgado desde hace por lo menos 22 años y que se mencionan, incluso en los lineamientos para las audiencias del Instituto Federal de Telecomunicaciones, porque la reiteración sexista y grosera de Ivanevsky sobrepasa ya cualquier equívoco o “inocencia”.
Cuarta Conferencia Mundial de la Mujer, 1995. Punto J de la Plataforma de Beijing

Capítulo: objetivos estratégicos y medidas
J La mujer y los medios de difusión
234. En el último decenio, los avances en la tecnología de la información han facilitado el desarrollo de una red mundial de comunicaciones que trasciende las fronteras nacionales y que influye en las políticas estatales, las actitudes privadas y el comportamiento, en especial de los niños y adultos jóvenes. Existe en todas partes la posibilidad de que los medios de comunicación contribuyan en mucha mayor medida al adelanto de la mujer.
235. Aunque ha aumentado el número de mujeres que hacen carrera en el sector de las comunicaciones, pocas son las que han llegado a ocupar puestos directivos o que forman parte de juntas directivas y órganos que influyen en la política de los medios de difusión. Se nota la desatención a la cuestión del género en los medios de información por la persistencia de los estereotipos basados en el género que divulgan las organizaciones de difusión públicas y privadas locales, nacionales e internacionales.
236. Hay que suprimir la proyección constante de imágenes negativas y degradantes de la mujer en los medios de comunicación, sean electrónicos, impresos, visuales o sonoros. Los medios impresos y electrónicos de la mayoría de los países no ofrecen una imagen equilibrada de los diversos estilos de vida de las mujeres y de su aportación a la sociedad en un mundo en evolución. Además, los productos violentos y degradantes o pornográficos de los medios de difusión también perjudican a la mujer y su participación en la sociedad. Los programas que insisten en presentar a la mujer en sus papeles tradicionales pueden ser igualmente restrictivos. La tendencia mundial al consumismo ha creado un clima en el que los anuncios y mensajes comerciales a menudo presentan a la mujer como consumidora y se dirigen a las muchachas y a las mujeres de todas las edades en forma inapropiada.
237. Debería potenciarse el papel de la mujer mejorando sus conocimientos teóricos y prácticos y su acceso a la tecnología de la información, lo que aumentará su capacidad de luchar contra las imágenes negativas que de ella se ofrecen a escala internacional y de oponerse a los abusos de poder de una industria cada vez más importante. Hay que instaurar mecanismos de autorregulación en los medios de difusión y fortalecerlos, así como idear métodos para erradicar los programas en los que haya sesgo de género.
La mayoría de las mujeres, sobre todo en los países en desarrollo, carecen de acceso efectivo a las infopistas electrónicas, que están en vías de expansión y, por lo tanto, no pueden crear redes que les ofrezcan nuevas fuentes de información. Así pues, es necesario que las mujeres intervengan en la adopción de las decisiones que afectan al desarrollo de las nuevas tecnologías, a fin de participar plenamente en su expansión y en el control de su influencia.
238. Al abordar el problema de la movilización de los medios de difusión, los gobiernos y otros sectores deberían fomentar una política activa y visible de incorporación de una perspectiva de género en sus políticas y programas.
Objetivo estratégico J.1. Aumentar el acceso de la mujer su participación en la expresión de sus ideas y la adopción de decisiones en los medios de difusión y por conducto de ellos, así como en las nuevas tecnologías de comunicación.
240. Medidas que han de adoptar los sistemas de difusión nacional e internacional:
Elaborar, en la medida en que ello no atente contra la libertad de expresión, mecanismos reglamentarios, incluidos los voluntarios, que permitan a los sistemas de comunicaciones internacionales y a los medios de difusión presentar una imagen equilibrada y diferenciada de la mujer y que fomenten una mayor participación de la mujer y el hombre en las esferas de la producción y la adopción de decisiones.
242. Medidas que han de adoptar las organizaciones no gubernamentales y las asociaciones profesionales de difusión:
a) Estimular la creación de grupos de control que puedan vigilar a los medios de difusión y celebrar consultas con ellos con el fin de velar por que las necesidades y los problemas de la mujer se reflejen en forma apropiada.
Objetivo estratégico J.2. Fomentar una imagen equilibrada y no estereotipada de la mujer en los medios de difusión.

Medidas que han de adoptarse

243. Medidas que han de adoptar los gobiernos y las organizaciones internacionales, en la medida en que no atenten contra la libertad de expresión:
a) Fomentar la investigación y la aplicación de una estrategia de información, educación y comunicación orientada a estimular la presentación de una imagen equilibrada de las mujeres y las jóvenes y de las múltiples funciones que ellas desempeñan.
244. Medidas que han de adoptar los medios de información de masas y las organizaciones de publicidad:
a) Elaborar, en la medida en que ello no atente contra la libertad de expresión, directrices profesionales y códigos de conducta y otras formas de autorregulación para fomentar la presentación de imágenes no estereotipadas de la mujer.
b) Establecer, en la medida en que ello no atente contra la libertad de expresión, directrices profesionales y códigos de conducta respecto de los materiales de contenido violento, degradante o pornográfico sobre la mujer en los medios de información, incluso en la publicidad.
c) Introducir una perspectiva de género en todas las cuestiones de interés para las comunidades, los consumidores y la sociedad civil.
d) Aumentar la participación de la mujer en la adopción de decisiones en los medios de información en todos los niveles.
Lo anterior puede consultarse en la liga http://www.unwomen.org/~/media/headquarters/attachments/sections/csw/bpa_s_final_web.pdf).

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorEPN, Videgaray, Meade… ¡asesinaron nuestra economía!
Artículo siguienteAseguran cinco vehículos en tianguis de autos de Actopan
Doctora en ciencias políticas y sociales por la UNAM y especialista en estudios de la mujer por El Colegio de México. Periodista colaboradora en medios desde 1987. Defensora de lectores y articulista del diario Libre por Convicción Independiente de Hidalgo. Integrante del consejo editorial de la agencia de noticias Comunicación e Información de la Mujer AC. Docente universitaria desde 1995 en la UNAM. Profesora investigadora de tiempo completo en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo desde 2008. Integrante y cocoordinadora del grupo de investigación Género y Comunicación en la Asociación Mexicana de Investigadores de la Comunicación. Línea de investigación y publicaciones sobre periodismo, comunicación y género.