Metales pesados y anemia en niños y niñas, ¿tienen relación con la calidad del agua en Hidalgo?

2329
anemia

ELSA ÁNGELES

Pachuca.- La anemia es una de las enfermedades nutricionales más comunes y sus principales causas son una ingesta baja de hierro en la dieta y enfermedades parasitarias. Sin embargo, estudios revelan que la presencia de metales pesados en la sangre como titanio, arsénico y cadmio puede causar trastornos hematológicos que resultan en anemia hemolítica.

Para comprender su gravedad es importante explicar que la médula ósea es el tejido blando en el centro de los huesos que ayuda a formar todas las células sanguíneas. La anemia hemolítica se presenta cuando la médula ósea no produce suficientes glóbulos rojos para reemplazar a los que se están destruyendo.

Una investigación del área académica de nutrición de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) identificó la presencia de diferentes metales pesados en la sangre de niños y niñas que viven en zonas marginales del estado.

El hallazgo fue publicado en una revista científica de impacto internacional en 2017 y difundido en medios de comunicación, lo que provocó la reacción de algunas autoridades del sector salud estatal pero ninguna acción para investigar el origen de esos metales en la sangre o algún programa de atención para medir el impacto en la salud de la población en las regiones donde fueron tomadas las muestras.

Dos años después, en octubre de 2019, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en colaboración con el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA), presentaron un diagnóstico de la situación de acceso y calidad en materia de agua y reveló datos preocupantes que explican los hallazgos de investigadores de la máxima casa de estudios de la entidad.

Desnutrición y pobreza

En todo el mundo se estima que la anemia afecta a casi el 33 por ciento de la población. En las mujeres de edad fértil en los países pobres, las tasas de prevalencia van del 64 por ciento en el sudeste asiático hasta el 23 por ciento en América Latina, con una media global de 42 puntos porcentuales.

En México es más frecuente durante el embarazo y en niños y niñas indígenas que viven en la pobreza.

En el caso de Hidalgo, la padece un importante porcentaje de población infantil en 14 municipios con los mayores índices de desnutrición.

Las causas más comunes son una ingesta baja de hierro en la dieta y enfermedades parasitarias. Sin embargo, está comprobado que la presencia de metales pesados como titanio, arsénico y cadmio en la sangre puede causar trastornos hematológicos que resultan en anemia hemolítica.

Metales en sangre infantil

La doctora en nutrición y alimentos Guadalupe López Rodríguez junto con sus colegas Marcos Galván, Marcos González-Unzaga, Juan Hernández Ávila y Pérez Labra, todos profesores de la Autónoma de Hidalgo, realizaron una investigación con el objetivo de establecer la relación entre metales pesados y anemia en escolares del estado. Sus resultados fueron publicados en la revista Environmental Monitoring and Assessment en 2017, bajo el título “Niveles de hemoglobina y metales tóxicos en sangre en niños mexicanos”.

El equipo de investigadores evaluó un total de 728 muestras para identificar a niños y niñas anémicos y no anémicos. La prevalencia de anemia fue de 12.6 por ciento, superior a la media nacional que es de 10.1 por ciento.

En 88 muestras de niñas y niños anémicos y 208 de no anémicos, con edades entre los seis y 12 años, fueron evaluados para detectar metales pesados en su sangre. Entre los principales resultados identificaron plomo en 35.1 por ciento de las muestras; cromo en 24.3, vanadio en 24.3, níquel en 45.6 y silicio en 48.6 por ciento; el titanio solo lo detectaron en niños y niñas anémicas.

El nivel promedio de arsénico fue mayor en infantes anémicos que no anémicos y es el metal más relacionado con la anemia. Además, detectaron plata en seis de las 296 niñas y niños evaluados, aluminio en 52 y mercurio en 23; esos metales están asociados con enfermedades neurodegenerativas como el autismo y el Alzheimer.

Hidalgo es una región con contaminación por arsénico en agua para consumo humano por la actividad minera, cementera, la refinería de petróleo, entre otras causas.

Como conclusión, la doctora Guadalupe López y los investigadores que trabajaron en ese proyecto indicaron que se necesitan más estudios en esos niños y niñas para determinar las asociaciones entre la anemia y la presencia de metales, así como establecer los riesgos para la salud asociados con la existencia de metales en su sangre.

anemia

Guadalupe López Rodríguez

Es doctora en nutrición y alimentos por la Universidad de Chile. Pertenece al Sistema Nacional de Investigadores (SNI) nivel uno y cuenta con el perfil deseable del Programa para el desarrollo profesional docente de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Desde hace más de 20 años es profesora investigadora del área académica de nutrición en el Instituto de Ciencias de la Salud (ICSa) de la UAEH.

Ha participado en ocho proyectos de investigación de alto impacto para la sociedad, como “Encuesta Estatal de Nutrición Hidalgo 2003: Evaluación bioquímica del estado nutricional de niños menores de cinco años”; “Perfil nutricional de escolares de Hidalgo 2010” y el más reciente, “Efecto del extracto de la jamaica en el estado inflamatorio, hemodinámico y metabólico en pacientes con daño al miocardio por insuficiencia cardíaca crónica”.

Por sus resultados, ha sido reconocida con cinco premios, entre ellos, fue ganadora como experiencia significativa en promoción de la salud en la región de las américas en el ámbito escuelas en 2017, otorgado por la Organización Panamericana de Salud y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El agua como derecho humano

Dentro de los derechos humanos reconocidos en la Constitución mexicana, están el derecho al agua y saneamiento y el derecho a un medio ambiente sano.

Para conocer la situación actual que guarda el cumplimiento de esos tres derechos en los municipios en México, la CNDH realizó un estudio en materia de agua, en colaboración con el IMTA.

Como producto del estudio, desarrollaron el Sistema de Alerta Temprana del Cumplimiento del Derecho Humano al Agua, Saneamiento y Medio Ambiente Sano en materia de agua donde evalúan 19 indicadores a nivel municipal para medir el porcentaje de cumplimiento de cada derecho antes mencionado.

La monografía municipal del líquido vital presenta a detalle la valoración realizada para cada municipio del país y resume el cumplimiento en los indicadores a través de un semáforo de siete colores o niveles que van desde sin información y pésimo hasta muy bueno.

Además, realizaron un atlas de mapas del país para mostrar de manera gráfica la situación del agua por municipio.

Esa información es pública a partir de octubre del año pasado, vía Internet, y es una herramienta de consulta que puede ser útil para que las autoridades municipales se comprometan a mejorar el derecho de acceso a agua de calidad.

Calidad en Hidalgo

El diagnóstico de la situación de cumplimiento de los derechos humanos respecto al acceso y a un medio ambiente sano en materia de agua, realizado por la CNDH en colaboración con el IMTA reveló datos preocupantes en casi todos los municipios del país.

El estudio revisó 19 indicadores. Uno de ellos califica la calidad del agua en la fuente de abastecimiento al considerar contaminantes de la Norma Oficial Mexicana (NOM) 127 de la Secretaría de Salud, es decir, en su estado natural sin procesos de cloración y/o potabilización.

La NOM 127 regula los límites permisibles en cuanto a sus características bacteriológicas, físicas, de olor y sabor, químicas y radiactivas, así como tratamientos a los que debe someterse el agua para su potabilización.

A nivel nacional, solo el 4 por ciento de los municipios, es decir, 109 registraron calidades en rangos de 81 a 100 por ciento, y entre ellos están ocho de Hidalgo que son: Ajacuba, Huichapan, Mineral del Monte, Omitlán de Juárez, Tecozautla, Tetepango, Tizayuca y Tolcayuca. Por deducción el resto de los municipios de la entidad, 76 de los 84 no cumplen con esa normatividad en calidad del agua.

Por otra parte, en el indicador sobre calidad en la fuente de abastecimiento respecto a otros contaminantes y parámetros de calidad no considerados en la NOM 127, reveló que, en 15 municipios del país, es decir, el uno por ciento, tienen una calidad valorada en cero y entre ellos se encontraron Actopan, Ajacuba, San Salvador y Tetepango.

Una investigación de la UAEH reveló que existen dichos materiales en infantes que viven en zonas marginales

Las principales causas del padecimiento son una ingesta baja de hierro en la dieta y enfermedades parasitarias

Hidalgo registra casos de ese mal en un importante porcentaje de población infantil en 14 municipios con los mayores índices de desnutrición

Comentarios