Gloria Isabel Camacho Bernal

Si por algo se caracteriza el mexicano es por su alto consumo de pan y tortilla, pero no siempre los pueden comer por problemas estomacales, por ello Jorge Alberto Reyes Esparza, investigador de la Facultad de Farmacia de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), desarrolló un método para mejorar esos productos agregándoles microorganismos probióticos, de acuerdo con un comunicado del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Esa fusión ayudará a evitar el estreñimiento, un problema frecuente entre los mexicanos y que afecta principalmente a mujeres jóvenes; además, el uso de probióticos puede prevenir y ser útil en el tratamiento de diversos trastornos gastrointestinales.

Los probióticos en esos alimentos

La combinación del pan y la tortilla con los microorganismos probióticos resulta perfecta, pues es un alimento que aman los mexicanos y que a su vez disminuye los malestares estomacales, reduciendo la inflamación, así como los síntomas de gastritis y colitis.

Para lograrlo se aislaron y ensayaron múltiples cepas; posteriormente, se realizaron pruebas de viabilidad en una tortillería para generar un prototipo. Uno de los temores que se tenía era que con el calor de cocción perdieran actividad los microorganismos, sin embargo, no sucedió; y las características sensoriales persistieron: rolabilidad, textura, resistencia, sabor y color.

Uno de los principales y más importantes beneficios de esos nuevos alimentos es que disminuyen el estreñimiento. Además, después de tres o cuatro días de consumirlos se notará la reducción en la inflamación del vientre.

Por otra parte, en otros estudios científicos se evidenció que administrar probióticos durante seis meses a niños que viven en zonas marginadas disminuye la presencia o intensidad de diarreas, infecciones respiratorias y fiebre; además, se reporta un incremento en la talla y peso, efecto que se ha atribuido a la salud intestinal, así como a la presencia de las vitaminas producidas por los probióticos.

Hasta la fecha, no existe un producto similar en el mercado. Lo que más se acerca son los suplementos en cápsulas, tabletas, polvos y bebidas, por lo que resulta prometedora la implementación del prototipo a gran escala para que toda la población mexicana pueda beneficiarse de él.

evitar el estreñimiento

Fuente: Revista Muy interesante México/ “Nutrición”/16 de febrero de 2018

Comentarios