¡Mexicanos espiados siempre!

341
Avatar

Ricardo Raúl Baptista González

Exalcalde de Tula

Otro escándalo internacional
de Peña Nieto

¡Los agarraron en fuera de lugar!

Una práctica común y corriente del sistema político mexicano es tener vigilados a los opositores políticos a través de escuchas telefónicas, de soplones, orejas y halcones, así como en muchos casos de personas infiltradas en los círculos cercanos de quienes no comparten el modo y forma de los gobiernos del PRI y del PAN que han gobernado este país desde hace mas de 90 años.
Este lunes el diario norteamericano The New York Times publicó que un grupo de mexicanos, entre los que están periodistas, defensores de derechos humanos y activistas críticos, fue espiado a través de un software sofisticado de origen israelí que infiltra los teléfonos celulares para conocer de todos sus actos públicos y privados, de su vida personal y laboral y de con quién hablan y se reúnen.
Ese medio de comunicación describe como la empresa NSO Group fabrica el programa Pegasus, que solo vende a los gobiernos nacionales para combatir al terrorismo y a las bandas criminales internacionales y condicionan su venta para que no se usen contra la sociedad civil.
El reportaje también reseña que expertos consultados examinaron las decenas de mensajes SMS que recibieron quienes son objetivos de espionaje, estos fueron dirigidos a Carmen Aristegui y su hijo (menor de edad en ese momento), al televiso Carlos Loret de Mola, a Juan Pardiñas y Alejandra Zapata del IMCO, a Salvador Camarena de Mexicanos contra la Corrupción, a Mario Patrón del Centro Agustín PRO, a Alejandro Calvillo del Poder del Consumidor, también a Luis Encarnación y Simón Barquera de las organizaciones Contra Peso y del Instituto Nacional de Salud Pública, respectivamente, quienes con su trabajo profesional incomodan al gobierno priista, y que si bien el diario estadunidense no tiene pruebas definitivas de que este último sea el responsable, el reportaje manifiesta que “tienen pocas dudas de que las autoridades mexicanas no estén involucradas”.
Los agraviados dieron el mismo día una conferencia de prensa dando detalles de cómo les llegaron esos falsos mensajes de infiltración, a partir de un informe del Citizen Lab de la Universidad de Toronto (en el que se basó la nota periodística del diario estadunidense), quien demuestra cómo se utilizó el malware (un virus con programación maligna) para infectar y acceder a los móviles de los espiados; también precisaron que de acuerdo con ese estudio los clientes mexicanos de NSO Group son: la Secretaría de la Defensa Nacional, la Procuraduría General de la República y el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), los afectados anunciaron que presentaron una denuncia ante la propia PGR, en la que exigen una investigación independiente y la intervención de instancias internacionales.
Esta publicación y la postura de los afectados reflejan miedo y temor del gobierno federal, quien no duda nuevamente en recurrir a la mentira, en usar millonarios recursos públicos para espiar sin orden judicial, así como para perseguir, amedrentar, acosar, censurar y limitar la libertad de expresión de estas personas, así como la de miles de ciudadanos libres contrarios al régimen, mientras el país se les sigue yendo de las manos a pesar de su propaganda triunfalista ante una realidad que los contradice.
Hoy esta afrenta es un escándalo dentro y fuera del país, que requiere una reacción obligada y solidaria de la ciudadanía para rechazar y reprobar esta atrocidad, además de exigir ir hasta las últimas consecuencias; en cualquier país democrático su presidente ya estaría renunciando o siendo juzgado por estos hechos antidemocráticos. Por cierto, este martes casi ningún medio de comunicación en el estado (salvo el Independiente de Hidalgo) ¡hizo alguna referencia ni mención de estas ilegalidades! ¿Qué pasó? ¿Será por los hidalguenses en el gobierno de EPN?

Facebook: RicardoBaptista
E-mail: [email protected]

No votes yet.
Please wait...

Comentarios