Los dizque gobernantes llegados de Toluca, Atracomulco, Ocoyoacac, Metepec, Huixquilucan y hasta de Zacazonapan no pueden darse cuenta de que, cada vez que provocan que los poderosos logren repetir la historia, el precio a pagar es mucho mayor. Los préstamos exteriores para 2017 que filtraron en un boletín expedido a finales del último diciembre, son nuevamente escandalosos.
Creen, como cualquiera que milita en un provincianismo meteco y mentiroso, que los estropicios que hacen en su tierra, allá afuera no se conocen, porque el mundo acaba donde ya no se come la carne de Obispo de Tianguistenco, ni se la curan con “mosquitos” de Tenancingo. Tienen la visión pequeña pero la ambición gigante. Piensan en grande, usted sabe, como repite obsesivamente Eruviel Ávila, su criatura bastarda a la que se niegan a darle el apellido. Por sobre quien pasan, cuando les da la gana.

Los gastos del gobiernito
ya son ¡la cuarta parte del PIB!

El boletín de marras se cubre con la noticia, pocas veces deslizada, del monto del producto interno bruto del país para el 2017, algo así como 20.3 billones de pesos. El presupuesto anual comprometido en toda la línea por esta administración es de alrededor de 5 billones, como usted ya sabe.
Es decir, en cristiano, que los gastos del gobiernito federal para regarla, avergonzarnos y saquearnos cada 12 meses, equivalen a la cuarta parte de la suma de esfuerzos y trabajo de todos los mexicanos para producir la cantidad de bienes y servicios de la nación, ¿por qué tanto brinco, estando el suelo tan parejo?
De manera subrepticia, hacen saber –el mismo día que nos obsequiaron con la cifra del PIB–, que pensaban pedir prestado a los financieros neoyorkinos en los primeros días de enero pasado, algo así como 500 mil millones de pesos, porque tal vez es momento oportuno para dar a conocer este inmundo sabadazo, y nada mejor que esas fechas decembrinas en las que todo mundo busca el calor familiar.

Mueven los presupuestos a su antojo; a diputados les ven la cara

¡Qué a toda madre! A la deuda externa, impagable, le añaden “más mezcla, maistro”. Si ya estábamos endeudados por un monto de 54 por ciento del producto interno bruto del país, ahora vamos hacia arriba de la soga. Tan solo los intereses de la deuda ya rebasan la capacidad de pago de nuestra generación y la de los nietos de nuestros bisnietos.
Cada día que pasa estamos más perdidos, en manos de nuestros verdugos de siempre. Los de Atracomulco siguen sin entender que cada vez que contribuyen a lograr que aquellos repitan la historia, el precio es mayor. No tienen la más peregrina idea de sus pendejadas. ¿Para eso era el presupuesto cero del fullero y falso Vi(rey)garay, a la sazón titular de la cartera –¡que se robó!– de Hacienda?
¿Para eso dejó encargado al Guasón Meade –¿de qué se ríe señor secretario?– de los movimientos de caja y de sus cochinitos en la SHCP? ¿Para eso hicieron ambos la faramalla de destrozar los presupuestos dedicados a la subsistencia nacional, a la estabilidad y a la gobernanza?
¿No les alcanza lo demás para transferir los fondos, como siempre lo hacen después de que los aprueban los diputados, hacia donde se encuentran sus lacayos para que los utilicen en financiar sus negocios personales y los ingresos de familiares, amigochos y favoritos de rigor? ¿O ni eso han sido capaces de hacer?

Que todo lo resolverá Vi(rey)garay
en una charla de cantina

Cada vez son más confusos, se enredan en sus mecates, se hacen intrincados y necesitan decir más mentiras. Y cometen cada vez más y más conductas punibles, más crímenes contra el patrimonio nacional, más indignidades y desacatos contra el pudor público. Son realmente inextricables, el grado superior de lo inconcebible.
Han convencido a Peñita de que, hagan lo que hagan, todo será resuelto en una charla de cantina entre Vi(rey)garay y el yernito de Trump. Para eso lo metieron a aprender a la Secretaría de Relaciones Exteriores, aunque el 100 veces fracasado exsecretario de Hacienda haya despreciado esa posición, ya que durante su exilio del gabinete acordaban con él, en Los Pinos, los titulares de las dependencias más importantes del aparatito ñoño.

De EU recibimos odio, supremacía blanca, racismo e intolerancia

Lo que no hacen ellos es pensar. Nunca lo han hecho. Pero ahora debe ser una tarea permanente de la gente de a pie. Los mexicanos sabemos por experiencia propia que las corporaciones estadunidenses se sustentan sobre principios de odio, supremacía, racismo e intolerancia. ¡Estamos tan cerca de ellos!
Sabemos por razones históricas y por observar sus destrozos cotidianos, que lo mismo han sido el brazo armado del nazi fascismo hitleriano como de las crueles invasiones a pueblos hermanos. Como una prueba: Monsanto y Dow Chemical inventaron y produjeron los millones de toneladas de Napalm, el que se arrojó sobre Bahía de Cochinos y sobre las indefensas aldeas vietnamitas.
Sabemos, asimismo, que jamás han sido condenadas por poder alguno. Cuando mucho, amonestaciones ridículas que hubieran dejado contento a cualquier ladrón de gallinas. Sabemos también que los poderes locales tampoco les han puesto un coto, porque el verdadero poder es de aquéllos.
Sabemos que lo que ha sido arrasado por los aparatos bélicos de la tecnología jamás ha sido reparado por ellos. La antigua Mesopotamia, Bagdad, Babilonia, Nínive y los saqueados museos de la primera humanidad iraquí por los republicanos atestiguan y refuerzan lo que los mexicanos también hemos padecido. Pero los toluquitas no lo saben.

Empleo, consumo y mercado interno acribillados en los presupuestos

Aunque el Nobel 2008, el economista de Princeton Paul Krugman, lo repite sin cesar en las páginas del The New York Times, elevando sus oraciones porque la dupla Trump-Putin no prospere en sus afanes xenófobos, antiinmigrantes y demás del populismo de derecha, invocando a los senadores republicanos que son menos radicales que el presidente y que difícilmente conseguirán pasarán sus iniciativas… el abandono de los intereses judíos en el seno del consejo de seguridad de la ONU, dando reversa al apoyo republicano y demócrata de las últimas décadas hacia los asentamientos judíos clásicos en territorio palestino, es altamente preocupante.‎ La noticia ha recorrido el mundo causando tensión y alerta.
Aquí, en el rancho grande, no. Acá creen que todo lo resuelven Vi(rey)garay y el yernito consentido, por encima de cualquier interés monopólico y oligárquico transnacional. Por eso es que se dan vuelo poniéndonos a todos los mexicanos en los brazos de nuestro verdugo histórico. Por eso asesinan los presupuestos.
Acribillan los puntos sensibles del gasto que puede echar a andar empleos, consumo y mercado interno, así como los indispensables para infraestructura básica que sustente gobernabilidad, que provea energía, agua, comida, transporte público, educación popular, vivienda, salud, seguridad social… pues todo lo resolverá el yernito.

Tratan a Jared Kushner, como si fuera el Niñopa de Xochimilico

El yernito, casi elevado por el provincianismo mentiroso y retrechero al nivel del Niño Dios de Xochimilco, el milagroso Niñopa. Así son, así los formaron sus valedores del círculo de enchamarrados de Atracomulco, con la cabeza más dura que una piedra de moler chile.
Ambiciosos sin fondo. Reptilianos sin objetivo, solo la depredación. En la rapiña, suicidas, irresponsables.
¡Pensar que un 30 por ciento del 60 por ciento de los electores que acudieron a votar en julio del 2012 le entregó un mando imperial, que nunca merecieron!
¿ Será por eso que en lugar de reunirse con él, los poderosos buscan mejor a sus interlocutores en otros lados? Porque si es así, más vale recapacitarlo a fondo, ¿no cree usted?
Porque dejar el país en manos del Niñopa de Nueva York, ya está cabrón, ¿no cree usted?

Índice Flamígero: Sobre el analfabetismo político de EPN que le obliga a usar el tolete, escribe don Miguel Ramírez, desde Torreón, Coahuila: “Y si el analfabeta político recibe el rechazo del más del 90% de la sociedad que gobierna, no le queda de otra más que buscar el consuelo de las fuerzas armadas las que, por la disciplina tan sui generis que les han inculcado, son incapaces de hacerle la más mínima crítica”. Cierto, don Miguel. El de Atracomulco se ha refugiado o, más bien, se ha echado en brazos del Ejército y la Armada. + + + Y de Fresnillo, Zacatecas, escribe don Alfredo Álvarez Barrón: “Honor a quien honor merece: Donald Trump ha obtenido el galardón Wet Gunpowder (pólvora mojada) que se otorga, en Irán, a la ‘personalidad ridícula’ del año…” El Poeta del Nopal, por su parte, borda sobre ello su epigrama:

Melania confirma a señas,
insatisfecha, olvidada:
sí, tiene manos pequeñas
¡y la pólvora mojada!

www.indicepolitico.net / [email protected] / @pacorodriguez

No votes yet.
Please wait...

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorAspiran al Nacional en seis disciplinas
Artículo siguiente¿Dirá algo?
Columnista político desde 1977. Comentarista radiofónico y de televisión. Publica su columna “Índice político” en 47 medios de comunicación de la República mexicana y tres de Estados Unidos. Apunta con el Índice, pero también propone.