KAREN ARANTZA DÍAZ RAMÍREZ

¡Sin estrategia cosecharemos lo mismo de siempre!

Pachuca.- El comercio es una actividad que acompaña a la humanidad desde hace mucho tiempo, sin embargo, nunca se ha consolidado como un sistema teórico autónomo  para explicarse.

Riesgo epistémico: no hay comprensión de las lógicas de mercado

Para el investigador de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) Mario Cruz Cruz el comercio internacional ha orientado sus procesos metodológicos y epistémicos abrevando en disciplinas más consolidadas como la economía internacional y las relaciones internacionales, por lo que existe el riesgo de que se crea que el comercio exterior es solo una actividad técnico-operativa resumida en la importación y exportación de mercancía entre un país con el resto  del mundo.

Ese riesgo, agregó, se superará si los estudiosos del comercio asumen con seriedad la idea de que el comercio va más allá del traslado de mercancías y que representa una actividad que genera conocimiento científico. El comercio no puede reducirse a una técnica, sino a un campo del conocimiento que debe aspirar a convertirse en ciencia.

“Cuando se fortalezca la disciplina del comercio internacional, entonces podremos explicar que la apertura o el cierre de fronteras dependen de factores de competencia hegemónica global y, en consecuencia, nuestro país podrá identificar con mayor precisión sus áreas de oportunidad.”

Riesgo mundial: México no está en el tablero de la competencia

Al terminar la pandemia actual debe superarse la situación contradictoria de cierre de fronteras impuesta por el coronavirus (Covid-19), porque la máxima del capitalismo actual es la libre movilidad de mercancías y personas, es decir, la promoción del libre mercado. Por ello, para futuras eventualidades las naciones deberán de estar preparadas para hacer frente a este tipo de problemáticas.

En consecuencia, explicó el especialista, deben de generarse estrategias para aminorar los costos a las economías nacionales, no bajo esquemas de imposición que incluyen atentar con los derechos humanos de las personas. En México, con el discurso de la seguridad sanitaria, se ha implementado la militarización de la vida social, que parece radicalizarse.

Por otra parte, el virus ha polarizado la disputa por la hegemonía mundial y las naciones líderes generarán batallas comerciales y no dudarán en utilizar cualquier medio para doblegar al oponente, incluyendo las guerras bactereológicas.

Frente a la pandemia, China está demostrando acciones contundentes en materia médica para aminorar el número de muertes por el Covid-19; para ello, su gobierno construye legitimidad y confianza en su población al demostrar instituciones fuertes y aplicación de gobernanza frente a las amenazas.

Mario Cruz afirmó que por otro lado, Estados Unidos (EU) se muestra como una nación dividida en las opiniones sobre el desempeño de su gobierno frente a la pandemia. Las respuestas que ofrezca este país en los próximos días para atender esa problemática reafirmarán su liderazgo en el orbe, de lo contrario estaremos en el inicio de la disputa hegemónica encabezada por China.

Es un escenario improbable, porque la hegemonía estadunidense tiene una larga curva de aprendizaje que le ha permitido reconstruirse en el peor de los escenarios de crisis.

México, por su parte, deberá dar respuestas contundentes a la pandemia para ganar la confianza de la ciudadanía mediante acciones orientadas por los hombres y mujeres de ciencia de todos los campos del conocimiento y que estén comprometidos con el desarrollo del país.

Para ello, en la toma de decisiones públicas deben de incorporarse metodologías que se apoyen en técnicas como la creación de inteligencia prospectiva, herramientas de la geopolítica y el análisis de redes de vínculos para comprender mejor el entorno e incidir en él.

“Las políticas públicas deben de ser validadas en centros de investigación que generen pensamiento prospectivo para aminorar los costos y capitalizar resultados a favor de los mexicanos.”

El comercio internacional desde la perspectiva mexicana no puede estar centrado en productos tradicionales (agrícolas y/o manufacturas); la competencia internacional está en otros rubros asociados a la tecnología de vanguardia, si no lo entendemos seguiremos siendo el país de los sueños guajiros.

Comentarios