Enrique Peña Nieto lo desmintió y calificó como “evidentes” las diferencias que existen

JOSÉ DÍAZ BRISEÑO / ÉRIKA HERNÁNDEZ / AGENCIA REFORMA
Washington

El presidente electo de Estados Unidos Donald Trump aseguró ayer que hay muchas formas de hacer que México pague por el muro fronterizo, por ejemplo, a través de un impuesto.
Durante su primera conferencia formal como presidente electo, el magnate precisó que su vicepresidente electo Mike Pence está en negociaciones para acelerar lo más posible la construcción del muro.
Explicó que una negociación con México podría demorar año y medio, por lo que su estrategia será construir el muro y hacer que el país reembolse el costo después.
“No es una reja, es un muro […] México lo va a pagar de alguna forma, y hay muchas formas, nos devolverán el dinero y será por medio de un impuesto, o de un pago, pero sucederá”, aseguró. Trump añadió que el gobierno mexicano ha sido muy agradable y lo respeta.
“Son gente estupenda, fantástica. Yo respeto a los mexicanos, muchos trabajan conmigo […] ojalá el gobierno aquí fuera tan listo como el mexicano. Ellos tomaron iniciativas aprovechándose de EU, y no los culpo, lo que digo es que no debimos permitir que sucediera”, insistió.
Trump reprochó que actualmente las compañías pueden trasladarse a otro país y despedir a sus empleados en EU con mucha facilidad. Ante esto, dijo, la situación cambiará.
“Van a tener que pagar un gran impuesto […] podrán moverse dentro de EU, pueden ir a muchos sitios”, propuso.
Antes, retomó la presión a la automotriz General Motors al afirmar que espera que la compañía siga el ejemplo de otras armadoras, como Ford, y anuncie el traslado de empleos desde México hacia territorio estadunidense.
“Va a haber noticias a lo largo de las próximas semanas sobre compañías que van a construir en el Medio Oeste”, adelantó Trump desde Nueva York.
“Ustedes vieron ayer a Fiat-Chrysler anunciar que construirá una gran planta en este país en oposición de otro país. Y Ford recién anunció que detuvieron planes para una planta de mil millones en México y que se van a trasladar a Michigan y que van a expandir muy substancialmente una planta”, apuntó. “Apreciamos esto de Ford, apreciamos esto de Fiat-Chrysler y espero que General Motors siga. Espero que lo harán”, añadió Trump.
Apenas la semana pasada, Trump presionó vía Twitter a General Motors para cancelar la producción de su auto compacto Cruze en su planta armadora en Ramos Arizpe, Coahuila, o de lo contrario tenía que prepararse para enfrentar un arancel a su importación a EU cuando llegue a la Casa Blanca.

Responde Peña

El presidente Enrique Peña Nieto retomó el tema del muro fronterizo propuesto por Donald Trump para asegurar que no lo pagará México. “Es evidente que tenemos diferencias, como el tema del muro, que por supuesto, México no pagará”, dijo reunido con embajadores.
“En ningún momento aceptaremos nada en contra de nuestra dignidad como país y como mexicanos”, apuntó. Sobre frenar la inversión de empresas de EU en México, el presidente afirmó que deben existir reglas claras para que continúe el flujo de capitales.
“Rechazamos cualquier intento de frenar la inversión con base en el miedo y amenazas. Lo que sí puedo asegurarles es que vamos a trabajar para tener una buena relación para México y para los mexicanos”, puntualizó Peña.

Estrategia

  • Durante su primera
    conferencia formal como presidente electo de EU explicó que una negociación podría demorar año y medio, por lo que su estrategia será construir el muro y hacer que México reembolse el costo después

Comentarios