Inicio Justicia El Estado de México de Peña Nieto, el más violento

El Estado de México de Peña Nieto, el más violento

352

Alfredo del Mazo Maza, actual gobernador, dijo que le bastarían tres meses para pacificar la entidad

Ciudad de México.-

La violencia en el Estado de México superó, en los cinco años de gobierno de Peña Nieto, a la registrada durante el sexenio de Felipe Calderón.

Una vez que llegó a Los Pinos, el mexiquense Peña Nieto no logró que la coparticipación del orden federal descendiera el número de homicidios en la entidad, ni tampoco en el resto del país.

El Estado de México, junto con Guerrero, reporta el mayor cúmulo de carpetas de investigación por homicidio doloso del país.

De 2012 a noviembre de 2017 sumaron 9 mil 909 carpetas por ese delito, en tanto que en el sexenio de Felipe Calderón la cifra llegó a 8 mil 528.

Especialistas en seguridad plantearon que los gobiernos federal y del Estado de México, ambos encabezados por miembros del Partido Revolucionario Institucional (PRI), han fallado en la corresponsabilidad de establecer una estrategia que pacifique la entidad.

El 18 de septiembre, Alfredo del Mazo Maza, quien tres días antes asumió la gubernatura por el PRI en el Estado de México, afirmó en una entrevista que le bastarían tres meses para obtener resultados y reducir los daños en materia de seguridad.

Sin embargo, el plazo se venció y la entidad no cambió de rumbo, por el contrario, los crímenes aumentaron y ahora son con más saña.

Sobre el resultado, analistas y especialistas en seguridad consultados por Sin Embargo explicaron que la responsabilidad no es solo del mandatario local, ni de quien lo antecedió en el cargo, sino también del presidente Enrique Peña Nieto y la estrategia que ha mantenido a lo largo de los cinco años al frente del gobierno federal.

Peña Nieto gobernó esa región hasta el 15 de septiembre de 2011, cuando lo reemplazó un político extraído del mismo partido, Eruviel Ávila Villegas, quien además fue presidente municipal de Ecatepec por dos periodos: de 2003 a 2006 y de 2009 a 2011.

Ese municipio, el segundo más poblado del país, detrás de Iztapalapa en la Ciudad de México, es considerado la capital del feminicidio en el país.

Desde 2013, las cifras de inseguridad en el país han ido aumento, mientras que el Estado de México superó en solo cinco años el número de carpetas registradas por homicidio doloso en todo el gobierno federal anterior, presidido por el panista Felipe Calderón Hinojosa.

Comentarios