Hoy, te escribo México porque estamos en un momento donde el análisis y la reflexión son puntos importantes y decisivos para formar una sociedad fundada en el respeto, la justicia, la capacidad para apoyarnos sin violentar los derechos humanos, ser responsables de nuestros actos y nuestras acciones, dejar a un lado el malinchismo y los cotos de poder, apoyar a las niñas y los niños, las mujeres y hombres de este gran país.
Las comunidades cada día son más grandes y no hay oportunidad de desarrollarse equitativamente, ya que la brecha entre ricos y pobres se está ensanchando. La injusticia, pobreza, ignorancia y los conflictos violentos se manifiestan con mayor frecuencia y son la causa de un gran malestar en nuestro México por falta de una organización y planeación por nuestros gobernantes, los fundamentos de la seguridad no funcionan y están siendo amenazados por un sistema corrupto, necesitamos urgentemente un proceso de identidad nacional mediante el cual se deberá guiar y valorar la complejidad del sistema mexicano para poder formar una vida sostenible.
Por todo eso, se requiere un cambio de mentalidad y de acción.
Para llevar a cabo esas aspiraciones, debemos tomar la decisión hoy de vivir y actuar con un sentido de responsabilidad identificándonos con un proyecto para todos y unidos para ser más competitivos, el espíritu de solidaridad que tenemos como mexicanos está interrelacionado con el México que queremos y juntos podemos proponer y concretar soluciones sin importar las ideologías políticas que se tengan; no busquemos el interés propio, hay que trabajar en reconstruir la conciencia social de nuestro país.
¿Usted qué opina?

Comentarios