México va por “ganar-ganar” en caso de renegociación de TLCAN

581
TLCAN
Ante una eventual revisión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte

Ciudad de México.- Si Donald Trump pretende que Estados Unidos salga del acuerdo deberá pedirlo por escrito y aplicaría seis meses después de la solicitud

Ante una eventual revisión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el gobierno mexicano pugnará por un “ganar-ganar”, en tanto fortalece la estrategia de diversificación de productos mexicanos hacia el resto del mundo y el mercado interno.

Juristas expertos en materia de comercio exterior prevén que, en una renegociación, el gobierno del presidente electo de Estados Unidos Donald Trump se enfocará, principalmente, en el capítulo tres del TLCAN.

Ese capítulo del acuerdo trilateral se refiere a reglas relacionadas con el acceso a bienes de mercado, desgravación arancelaria, aranceles e impuestos aduaneros.

Mientras que especialistas y exnegociadores del TLCAN aseguran que México debe aprovechar esa “modernización” para negociar con Estados Unidos un amplio acuerdo en materia energética, de transporte y salud “que haría altamente competitivos a ambos países”.

En ese contexto, el titular de la Secretaría de Economía (SE) Ildefonso Guajardo Villarreal manifestó que el gobierno de México tiene la disposición de dialogar con Donald Trump para explicarle la importancia estratégica del TLCAN para la región.

Aunque aclaró que cualquier decisión, por parte de alguno de los tres gobiernos, se analizará para garantizar un “ganar-ganar” para las partes involucradas, “pero por el momento no podemos anticipar resultados”.

Guajardo Villarreal puntualizó que evidentemente la diversificación de las exportaciones mexicanas a otros mercados será un reto mayor, ya que actualmente entre 80 y 85 por ciento de las ventas al exterior se dirigen al mercado de Estados Unidos.

La firma legal internacional Jones Day advierte que, de acuerdo con lo establecido por el TLCAN, el presidente electo de Estados Unidos tiene derecho a solicitar la renegociación o a excluir a su país del acuerdo.

Aunque aclaró que la imposición de nuevos aranceles no sería inmediata, ya que deberán ser consensuados con el Congreso de ese país, además de que esos nuevos aranceles tendrían que ser justos, de lo contrario, México y Canadá podrían recurrir legalmente ante la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Explicó que los gobiernos de Canadá y México podrían aprovechar la renegociación “en esferas que resulten importantes para ellos”, como es lo relacionado con la resolución de controversias, pero recordó que Donald Trump afirmó que si ambos países se niegan a renegociar el TLCAN, su nación saldría del acuerdo.

En ese caso, la firma de juristas especializados en comercio exterior indicó que de acuerdo con el artículo 2205 del tratado, “Trump tendría la autoridad de retirarse del TLCAN seis meses después de que lo haya notificado por escrito. El acuerdo permanecería vigente para las partes restantes”.

Aclaró que la eventual retirada de Estados Unidos del tratado no implicaría aumento inmediato de los aranceles a las importaciones procedentes de Canadá y México, pero sostuvo que el presidente electo del vecino país sí tendría la autoridad para efectuarlo una vez que concluya el proceso legal, previas consultas con congresistas.

Juristas expertos prevén
que en una renegociación, el gobierno de Trump se enfocará principalmente en el capítulo tres, que se refiere a reglas relacionadas con el acceso a bienes de mercado, desgravación arancelaria, aranceles e impuestos aduaneros

Comentarios