Mi renuncia, lo mejor para el país: Kuczynski

295
pais

Lima

Pedro Pablo Kuczynski renunció ayer a la presidencia de Perú, un día antes de que el Congreso votara una moción para destituirlo por sus supuestos lazos con la empresa brasileña Odebrecht.
La salida de Kuczynski genera incertidumbre en el país que será anfitrión en abril de la Cumbre de las Américas, a la que asistirá el mandatario estadunidense Donald Trump y una treintena de gobernantes más, incluido el venezolano Nicolás Maduro, pese a haber sido eliminado de la lista de invitados.

“Pienso que lo mejor para el país es que yo renuncie a la presidencia de la República”, refirió Kuczynski en un mensaje al país por televisión, acompañado por miembros de su gabinete ministerial.
“No quiero ser un escollo para que nuestra nación encuentre la senda de la unidad y armonía que tanto necesita y a mí me negaron.”

La maldición Odebrecht

Odebrecht reveló que había pagado casi 5 millones de dólares por asesorías a empresas ligadas a Kuczynski cuando era ministro, lo que el presidente siempre había negado.
La constructora admitió además que hizo aportes de campaña en 2006 y 2011 a los últimos cuatro ocupantes del sillón presidencial peruano, incluido Kuczynski, y a Keiko Fujimori.
Según analistas, Kuczynski no tenía ninguna posibilidad de superar la moción de destitución a la que iba a ser sometido hoy.
Un sondeo de la firma Ipsos reveló la semana pasada que 58 por ciento de los peruanos manifestó que Kuczynski debía ser destituido, contra 37 por ciento que estimó que debía seguir hasta 2021.

Lo debe sustituir el vicepresidente

Kuczynski debe ser sustituido por el primer vicepresidente y actual embajador en Canadá, el ingeniero Martín Vizcarra, quien debe completar el actual periodo de gobierno, que culmina en julio de 2021.
Sin embargo, si ninguno de los dos vicepresidentes aceptara el mando, llegaría a la casa de gobierno el presidente del Congreso, el fujimorista Luis Galarreta.
Este tendría que convocar nuevas elecciones, escenario que ningún partido desea en momentos de desprestigio de los políticos por escándalos de Odebrecht.

Comentarios