¿Miedo al Papanicolau?

256
PAPANICOLAO

FABIOLA RUIZ REYES
Pachuca

Del 21 al 27 de agosto, la Secretaría de Salud en Hidalgo llevó a cabo la Semana de Sensibilización de Cáncer de Cuello Uterino 2017, por lo que enfatizó en la importancia de su detección oportuna mediante el estudio de Papanicolaou; no obstante, y pese a reconocer los beneficios que este aporta, muchas mujeres aún se reúsan a realizárselo por temor o desconocimiento del procedimiento, por eso, hoy te platicamos en qué consiste esta prueba que resulta más sencilla de lo que parece.
El Papanicolau (PAP) es un procedimiento muy sencillo que permite diagnosticar varios procesos que pueden estar ocurriendo en el cuello del útero de la mujer, por ejemplo, cáncer de cuello uterino incluso en estadios muy tempranos. La mayoría de las mujeres que tienen acceso a los servicios de salud, y siguen los consejos de sus médicos, comienzan a hacerse el PAP cuando inician relaciones sexuales o cuando cumplen los 30 años.

¿Cómo se realiza?

Utilizando guantes, el médico abre los labios genitales para examinar el orificio de la vagina. Con un espéculo (un instrumento metálico o de plástico que separa las paredes de la vagina), a temperatura adecuada y lubricado con agua, se examinan las áreas más profundas de la vagina y el cuello uterino. Este último se explora con cuidado para detectar signos de irritación o cáncer. Para realizar una prueba de Papanicolaou (PAP) se raspan células de la superficie del cérvix uterino con un pequeño aplicador muy similar a una espátula, con el fin de obtener células. A continuación, puede utilizarse un pequeño cepillo para obtener una muestra de células del cuello uterino. La paciente nota sensaciones, pero estos procedimientos no le provocan dolor. Las células extraídas con el cepillo o con el aplicador de madera se colocan sobre un portaobjetos, que es rociado con una sustancia fijadora, y se envía al laboratorio, donde se examina al microscopio en busca de signos de cáncer cervical. Además, cuando la mujer no ha tenido relaciones sexuales se utiliza una técnica especial adecuada a esa circunstancia.

Consejos para
prepararte

Algo que puede disminuir tus nervios ante los chequeos médicos es la música. Usa tu celular o reproductor, o bien, aprovecha para conversar con tu médico y preguntarle lo que requieras. Aclara todas tus dudas. Si no te sientes cómoda o con confianza, puedes buscar otro médico, recuerda que lo más importante es que puedas estar tranquila y segura del examen y sus resultados. Igual puedes pedir asistir con alguien de tu confianza para que te acompañe y tranquilice. Recuerda que el examen no duele pero requiere la colaboración de la paciente para fluir con mayor rapidez, y para esa colaboración es importante estar ¡tranquila y relajada!
Asimismo, evita realizar las siguientes actividades las 48 horas previas al examen, y si las realizas, debes informar a tu médico

  • Relaciones sexuales vaginales desde los dos días previos al examen y durante preferiblemente una semana posterior a la realización del examen.
  • Masturbación con o sin penetración, desde los dos días previos al examen (esto solo para evitar el exceso de flujo).
  • Uso de tampones u otros objetos dentro de la vagina desde los dos días previos al examen y durante preferiblemente una semana posterior a la realización del examen.
  • Lavados o duchas vaginales internas desde los dos días previos al examen y durante preferiblemente una semana posterior a la realización del examen a menos que el médico haya indicado un tratamiento de ese estilo.
  • Sumergirse en piscinas, ríos, tinas (bañeras o jacuzzis) o agua de mar desde los dos días previos al examen y durante las dos semanas posteriores a la realización del examen.

 

No votes yet.
Please wait...

Comentarios