Miles se manifiestan a favor de la unidad en España

267
españa

Madrid.- Por la unidad de España y en contra de la independencia de Cataluña se manifestaron en las calles de Barcelona centenares de personas, que celebraron la intervención del gobierno central en la crisis con la región a través de la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Miles decidieron volver a las calles, tras la convocatoria de la plataforma civil Sociedad Civil Catalana, para expresar su rechazo a la declaración de independencia que aprobó el parlamento regional el viernes y, al mismo tiempo, para apoyar las medidas adoptadas por el Ejecutivo español, del derechista Mariano Rajoy, con el apoyo del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y de Ciudadanos.

En las primeras encuestas de intención del voto de cara a las futuras elecciones en Cataluña, convocadas para el 21 de diciembre, se percibe cierto debilitamiento del bloque secesionista frente al ligero repunte del bloque unionista.

En cualquier caso los sondeos apuntan a un empate técnico, que es a su vez el reflejo más nítido de la sociedad catalana: la mitad quiere la independencia y la otra mitad no.

Más de un millón y medio de personas, según los organizadores, recorrieron el centro de Barcelona enarbolando las banderas española y catalana.

La manifestación contó además con el respaldo de los tres partidos políticos que se oponen abiertamente a la secesión de Cataluña, que son el derechista Partido Popular, Ciudadanos y el Partido Socialista de Cataluña (PSC).

El gobierno español, después de la declaración unilateral de secesión, aplicó el artículo 155 de la Constitución con el amparo del Senado, tras una votación en la que se aprobó por 214 votos a favor de los 266 que integran la Cámara territorial.

Rajoy adoptó las primeras medidas: la destitución de todo el gobierno catalán, encabezado por el presidente Carles Puigdemont y el vicepresidente Oriol Junqueras, así como el resto de sus consejeros, el cambio de director de la Policía autonómica, el cierre de todo el aparato diplomático que había tejido el gobierno catalán en los últimos años, incluida la oficina que abrieron en México.

Además, decretó la disolución del parlamento y la convocatoria a elecciones autonómicas para el 21 de diciembre.

Comentarios