Barcelona.- Cientos de miles de personas marcharon el domingo por el centro de Barcelona para protestar contra los planes del gobierno de Cataluña de separarse del resto de España. Fue la mayor manifestación a favor de la unión nacional desde el referéndum independentista al noreste del país, que ha llevado a España al borde de una crisis nacional.

La Policía de Barcelona calculó que unas 350 mil personas asistieron a la marcha; mientras la Societat Civil Catalana, organizadora de la manifestación, dijo que acudieron 930 mil personas.

Entre la multitud podían verse banderas de España y Cataluña y

se coreaban lemas como “No se engañen, Cataluña es España” y “Puigdemont a prisión”, refiriéndose al presidente de la región.

La manifestación se celebró una semana después de que el Ejecutivo regional celebró un referéndum de independencia que había sido suspendido y declarado ilegal por el gobierno central de Madrid.

Los partidarios del “sí” a la separación ganaron la consulta con 90 por ciento de los votos, aunque menos de la mitad del electorado de la región acudió a las urnas. Carles Puigdemont prometió seguir adelante con el proceso independentista y mañana comparecerá ante el parlamento catalán “para informar sobre la situación política actual”.

Por su parte, el presidente del gobierno central Mariano Rajoy reiteró que Madrid no permitirá que Cataluña se separe del país. “España no se va a dividir y la unidad nacional se va a mantener”, mencionó en una entrevista con el diario El País.

El jefe del Ejecutivo comentó que considerará todas las medidas “que nos permiten las leyes” para frenar el proceso.

Madrid, Barcelona y otras ciudades del país celebraron el sábado multitudinarias concentraciones para exigir una negociación entre Rajoy y Puigdemont que ponga fin a la crisis política más grave a nivel nacional en cuatro décadas.

El gobierno de Rajoy reiteradamente ha rechazado los intentos de Cataluña de realizar un referéndum, argumentando que sería anticonstitucional ya que participaría solo una minoría de los 46 millones de habitantes de España.

El sector separatista de Cataluña ha crecido en años recientes, ante la crisis económica que ha afectado al país y la tendencia de Madrid de desanimar la autonomía en la región.

  • El jefe del Ejecutivo
    comentó que considerará todas las medidas “que nos permiten las leyes” para frenar el proceso
  • El sector separatista
    de Cataluña ha crecido en años recientes, ante la crisis económica

Comentarios