¿Qué sucede con la administración del alcalde Filiberto Hernández Monzalvo? Durante este semestre, varias cámaras y asociaciones de empresarios han denunciado públicamente el incumplimiento de pagos por parte de la alcaldía de Mineral de la Reforma. Ayer la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) reveló que el edil de extracción priista incumplió su compromiso de liquidar un adeudo con algunos de sus agremiados que feneció el 31 de julio. La alcaldía reconoció solamente un adeudo de 3.2 millones de pesos (los empresarios de la construcción reclaman originalmente 14 millones) y de ese total solo pagó 2 millones, que representan 62.5 por ciento. El resto, simplemente llegó la fecha acordada y la alcaldía no pagó. Hace menos de una semana la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope) denunció también que seis empresas proveedoras de servicios diversos reclamaron a Hernández Monzalvo pasivos por un total de 3 millones de pesos. Este diario buscó al alcalde o algún representante de la alcaldía y no hubo respuesta. Simplemente el edil y sus funcionarios no dan la cara, con toda impunidad. ¿Quién debe frenar los abusos de la alcaldía de Mineral de la Reforma? Porque parece que el alcalde puede hacer lo que quiera sin que haya consecuencia alguna. El presidente de la CMIC Carlos Henkel Escorza ya pidió la intervención de la Auditoría Superior del Estado de Hidalgo (ASEH) para que los empresarios recuperen su inversión. Pero el llamado se convirtió en palabras al viento porque no pasó nada. La estrategia de Filiberto Hernández va a funcionar: esconderá la cabeza en un agujero y luego se protegerá de la acción de la justicia. Afortunadamente la siguiente administración será encabezada por un alcalde de distinta filiación al PRI, lo que abre la lejana posibilidad de que sea llamado a cuentas. Aunque aquí cabe preguntar: ¿por qué la auditoría no interviene en este problema entre empresarios y Mineral de la Reforma? Recordemos que la alcaldía fue de las administraciones más observadas respecto a su cuenta pública en 2014. En el informe la auditoría encontró diversos errores y omisiones en registros, deficiencias en controles y en materia de transparencia e incumplimiento de programas. Destacan, por ejemplo, deficiencias en el control interno; en el procedimiento de adquisiciones y servicios, o adjudicaciones fuera de norma; falta de difusión y/o actualización de la información pública; falta de documentación justificativa de las erogaciones; inconsistencias en los registros contables y/o presupuestales; incumplimiento en el procedimiento de adjudicación de obras públicas y pagos duplicados, improcedentes o en exceso. Esto es apenas lo que se sabe. Ya veremos cuando entre la nueva administración. De filón. Guardadas las proporciones el actual comité estatal del PAN en Hidalgo parece ser un ejemplo de cómo no debe administrarse un partido. Acusaciones entre militantes, escándalos por errores en el registro de candidatos y, por si fuera poco, observaciones financieras por parte del Instituto Nacional Electoral (INE) provocaron que su tesorera tirara la toalla.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios