Minificción, puerta a la literatura

499
literatura

Mineral de la Reforma.- “Soñó que era un asesino serial. Al despertar tenía en las manos un cuchillo ensangrentado” y “Metro: ataúd con ruedas”, son algunas minificciones que, de acuerdo con su autor Armando Alanís Canales, pueden abrir una puerta a la literatura general.

Ayer, el escritor coahuilense presentó su libro Sirenas urbanas en la Feria Universitaria del Libro (FUL) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH); se trata de un compendio de relatos cortos de menos de una página que dejan un vacío que debe llenar el lector.

Ahí, el autor explicó a Libre por convicción Independiente de Hidalgo que la minificción puede ser una muy buena puerta a la literatura en general, pues al ser textos que se leen en momentos libres, mientras esperas al dentista o viajas en un taxi, provocan un interés en otras minificciones u obras más largas como poemas, cuentos y novelas.

Además, consideró que dichas obras que “empiezan con el autor y terminan con el lector” son la gracia de la literatura, ya que van más allá de una ocurrencia y ahora las personas jóvenes están interesadas en leerlas y escribirlas, pues tan solo en la presentación de ayer los asistentes se sorprendían e interesaban en el tema.

Por ahora, los mil ejemplares de Sirenas urbanas se agotaron en la presentación de la FUL, sin embargo, a finales de 2019 Armando Alanís publicará una antología de sus libros.

Comentarios