Mis primeros 80 años: vida y obra del arquitecto Rossell de la Lama

783
historia

Consejero editorial

Guillermo Rossell de la Lama, quien ocupó el cargo de gobernador de Hidalgo en el periodo del primero de abril de 1981 al 31 de marzo de 1987, después de haber concluido su gestión constitucional en la entidad, decidió dejar plasmado en un libro su obra como servidor público y arquitecto urbanista en México.
Bajo el sello editorial de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, se publicó en 2005 el título Mis primeros 80 años: vida y obra del arquitecto Rossell de la Lama, libro en el que el autor ilustra con fotografías de mediano y gran formato los capítulos en el que destaca también su vocación por el turismo, los caminos andados por el desarrollo sustentable, reflexiones culturales hidalguenses, sus espacios en la política y un capítulo dedicado a la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo.
El libro inicia con una dedicatoria de uno de los conceptos que manejó Guillermo Rossell: “la grandeza se construye con el esfuerzo permanente y voluntad indómita”, deja en claro su respeto al origen, historia y tradición de la Autónoma de Hidalgo y reconoce su lema “Amor, orden y progreso”, que enmarca el quehacer educativo, la actualización y los avances que ha tenido la UAEH; asimismo cita al Centro de Extensión Universitaria (Ceuni) como un espacio para fomentar la cultura y la vinculación.
En la introducción del libro destaca la inquietud de Rossell por dar a conocer su idiario ante el presente para mejorar el futuro y refiere que este proyecto editorial es una modesta huella de lo que un hombre y su equipo pueden realizar enfrentándose a circunstancias adversas con la confianza de que vale la pena vivir no solo para resolver problemas personales, sino por causas superiores del entorno social y político.
Significa la pobreza como el mayor reto que tiene México en factores como en salud, educación, déficit de vivienda, movimientos migratorios forzados u obligados, desempleo galopante, inseguridad, injusticia, crisis en el campo, ineficiencia económica, deuda exterior e interior, el caos urbano, el atraso científico y tecnológico, entre otros.
En su capítulo que titula “La grandeza de un amigo”, hace una remembranza de su amigo José López Portillo con quien compartió momentos en la administración pública federal, donde Rossell desempeñó el cargo de secretario de Turismo, definió al presidente López Portillo como un hombre planificador que lo demostró en su Programa Básico 1976-1982 y el Plan Global de Desarrollo, que en opinión de Guillermo Rossell abría los causes de la democracia ampliándose la posibilidad de partipación política amén de fortalecer las bases de legitimidad del eEstado de derecho.
En su capítulo del libro Mis primeros 80 años: vida y obra del arquitecto Rossell de la Lama, hace alusión a su vida personal bajo el título “Una mirada externa, reflexiones sobre la vida”, en el que da cuenta sobre su formación profesional iniciada en 1946 al ingresar a la Escuela de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) donde tiene como compañeros a don Teodoro González de León, Abraham Zabludovsky y tiene como maestros a don Carlos M Lazo del Pino, Enrique del Moral y José Luis Cuevas. Rossell desarrolló su tesis basada sobre una nueva ciudad de Guerrero en la que destaca un estudio urbanístico, arquitectónico y de integración plástica. También participó en proyectos como La ciudad universitaria de la UNAM y la Torre del Hotel de México.
El primero de abril de 1981, toma la gubernatura del estado y establece un programa de gobierno con el propósito de construir el nuevo Hidalgo, a decir del propio Rossell de la Lama en su libro, recuerda la terminación de la autopista México-Pachuca, la casa de la tercera edad, el Centro de Extensión Universitaria, las obras emprendidas en la ciudad de Pachuca, el desarrollo urbano, el proyecto de Las Piedras en Huejutla, por citar algunas obras.
Como arquitecto participa en proyectos como el denominado Integración Plástica, el Poliforum Cultural Siqueiros de la Ciudad de México. Como también suma distintos proyectos donde estuvo al frente en el desarrollo urbano de conjuntos habitacionales en distintas partes del país.
Finalmente en el título que denomina “Reflexiones culturales hidalguenses”, Guillermo Rossell considera “que la cultura es un concepto integral que conlleva al conocimiento, creencias, el arte, las leyendas, las costumbres y cualquier tipo de acciones realizadas por el hombre en su convivencia social, es decir, todo lo que se crea por oposición a lo hecho por la naturaleza y que surge de un planteamiento estructurado por la mente, a decir de los teóricos es todo aquello artístico, científico e industrial de la época. La lengua, los dialectos, la ciencia, las profesiones, la política, las costumbres y las tradiciones, son valores que suelen transmitirse de generación en generación y que van conformando eso que denominamos, como digo… la cultura”.
En ese capítulo destaca su obra como gobernante en la atención que mostró a la zona arqueológica de Tula, a la creación de bibliotecas y a su programa Hoy cumplo, a su labor editorial, a la promoción de la zona de los Prismas Basalticos, al turismo que se puede desarrollar en los arcos de Zempoala, en los conventos de Actopan, Ixmiquilpan, Tlahuelilpan, Metztitlán y Tepeapulco, ejemplos del extraordinario patrimonio a que tiene Hidalgo en construcciones religiosas del siglo XVI.
El libro que comentamos esta semana Mis primeros 80 años: vida y obra del arquitecto Rossell de la Lama contiene información de aspecto de desarrollo social y cultural de Hidalgo entre 1981-1987, además está formado con un gran número de fotografías, en un formato cuadrado y un diseño editorial colorido, propio de la factura de Guillermo Rossell de la Lama.
El libro se puede consultar en las bibliotecas de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo.

  • Esperamos
    sus comentarios en la dirección electrónica: [email protected]
No votes yet.
Please wait...

Comentarios