Missão: Río

453
Roberto Pichardo Ramirez

Con más patadas que emociones, la selección sub23 ofreció su último partido en tierras aztecas antes de volar a Suramérica con la misión de defender la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río 2016. Cuatro años han pasado desde aquella histórica victoria ante el hoy anfitrión en la justa celebrada en Londres, cuando Oribe Peralta y Jesús Corona se vistieron de héroes para colarse en la cima del podio por primera vez. Los entonces dirigidos por Luis Fernando Tena dejaron la vara alta a los jóvenes que, en estos momentos, se encuentran concentrados en la costa brasileña.

A todo esto, ¿quiénes van a representarnos? En aquel entonces, varios nombres nos eran familiares: además de los refuerzos veteranos se encontraba Raúl Jiménez, Giovani Dos Santos, Marco Fabián, Héctor Herrera y Diego Reyes. Como ven, personas importantes que hoy militan en el futbol europeo. Esta ocasión, los reflectores brillan poco sobre los pupilos del Potro Gutiérrez, cosa que, no obstante, no debe hacernos perder de vista a algunas joyas de nuestro balompié.
Quién más sino el novato –aunque ya ni tanto– de moda, Hirving Lozano, como uno de los mayores referentes de este combinado. Con casi 3 mil minutos de juego en este año, distinciones individuales y un título bajo el brazo, el ariete tuzo tiene la misión de consolidarse como elemento de exportación en la competencia, luego de fuertes rumores que lo colocaban en el Manchester United. Igualmente de Pachuca, Rodolfo Pizarro se consolida como uno de los hombres más habilidosos y rápidos del equipo. El jugador menor de 23 años con mayor experiencia en primera división será, seguramente, una vía de desahogo en el mediocampo. Los centrales César Montes y Carlos Salcedo, de brillante actuación en Rayados y Chivas, respectivamente, darán de qué hablar al llenar los zapatos de sus antecesores Vidrio y Reyes. De igual forma, se espera que Alfonso González y Marco Bueno, los dos únicos campeones sub17 de la lista, den la nota positiva al mostrar su calidad y frescura futbolística.
Aunado a la participación de los refuerzos como Talavera, Torres Nilo y el propio Peralta, tenemos a un grupo que, analizado pieza por pieza, derrocha habilidad y visión de juego. Será necesario ver, de esta manera, el peso del entrenador sobre un grupo que pese a sembrar más dudas que sus predecesores puede pelear la defensa del trono con categoría.
¡Éxito, muchachos! ¡Enorgullézcannos!

No votes yet.
Please wait...

Comentarios