Por el glamour y el tipo de vida que se dan los artistas, uno supone que tienen ganancias millonarias –sobre todo si son superestrellas– y es fácil imaginarlos encendiendo sus habanos con billetes. Pero la realidad para la mayoría que se dedica a la industria musical –ejecutantes, compositores, cantantes–, es muy distinta.De entrada, la mayoría de los contratos discográficos actuales consisten en una cesión de derechos del artista a favor de la disquera a cambio de regalías. Por lo tanto, cada grabación que haga el intérprete –así sea en su celular–, le pertenece a la disquera y no puede comercializar nada sin su autorización.Supongamos que usted es un artista y graba un “disco”, el cual resulta un gran éxito y del que se venden 50 mil discos compactos –algo inusual, pues ya casi nadie usa esa plataforma y, si lo hace, es en versiones pirata–.

He aquí una tabla de los costos y “beneficios” de dicha negociación:

Hasta aquí todo parece lucir muy bien, pero la mayoría de las disqueras cobran los costos de grabación y promoción al artista de sus regalías; en ese caso, este quedaría a deber un millón 990 mil pesos. Por eso la mayoría de los intérpretes prefieren las presentaciones en vivo –conciertos, palenques, festivales– a producir discos, pues ahí ellos reciben un ingreso directo y el porcentaje que deben dar a las disqueras es mucho menor. De ahí que las plataformas digitales ahora sean las preferidas de los artistas para dar a conocer sus novedades, pues el costo de promoción ahí es infinitamente menor.

 

Palabrotas,
palabrejas y otros
blablablás

Es un compendio de frases, palabras extrañas y no tan extrañas de nuestro idioma y otras lenguas extranjeras que seguramente los niños suelen escuchar a diario de boca de sus padres, en la radio, la escuela, la televisión o hasta leído en un videojuego.
Guacamole, en náhuatl, significa manjar de aguacates; cachivaches, quiere decir que recoja sus cosas; tener una jaqueca es que duela solo una parte de la choya, es decir, la cabeza. Si esas palabrotas le suenan rimbombantes a los pequeños, tenga por seguro que con ese libro su conocimiento se expandirá y será más sabiondo que su bff.

Comentarios