BRENDA GONZÁLEZ SOTO
Pachuca.- Mixquiahuala resultó casi intacto en el análisis de la cuenta pública 2017 elaborado por la Auditoría Superior del Estado de Hidalgo (ASEH), pero el hackeo de 7 millones de pesos desde una cuenta bancaria provocó que el organismo hiciera esa observación.

A poco más de un año de que el ayuntamiento perdiera dicha cantidad de una cuenta administrada por Bancomer, el dinero no ha sido recuperado, lo que menoscaba algunas obras pendientes.

Dentro del proceso de fiscalización se seleccionó la revisión documental e inspección física de 12 obras públicas, eso con el fin de dar cumplimiento a la normatividad en la materia, asimismo, realizó el análisis al saldo inicial y final de los bienes muebles, inmuebles e intangibles reflejados durante el ejercicio 2017.

En lo referente a deuda pública, el municipio durante el ejercicio fiscal 2017 no contrajo más carga fiscal.

Mediante la revisión a la Ley de Ingresos del municipio y al presupuesto de egresos aprobado para ese año, se observó que los ingresos autorizados fueron por 98 millones 218 mil 832 pesos y los egresos por 98 millones 418 mil 847 pesos, los cuales no son consistentes entre sí, ya que hay un desfase de 200 mil 15 pesos.

En atención a esa observación, la entidad fiscalizada presentó justificaciones y aclaraciones mediante oficios, los cuales, al ser analizados pudo determinarse que no atiende la irregularidad detectada.

La auditoría resaltó la pérdida de 7 millones de pesos, por la que fue requerida la intervención de Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) para aclarar dicha situación.

En noviembre de 2017, el ayuntamiento fue víctima de fraude por esa cantidad tras una operación no reconocida por autoridades locales y que presuntamente se gestó en el sistema de Bancomer sin que hasta el momento haya conciliación favorable.

La ASEH determinó ocho observaciones, las cuales generaron tres recomendaciones, que representan probables recuperaciones por 7 millones de pesos, las cuales no necesariamente implican daños o perjuicios a la hacienda pública o al patrimonio de Mixquiahuala y estarán sujetas a las aclaraciones que se efectúen en los plazos establecidos para ello.

En resumen, Mixquiahuala cumplió con las disposiciones normativas aplicables respecto de las operaciones examinadas, excepto por los apartados correspondientes a la falta de documentación comprobatoria y justificativa.

.

Comentarios