Modifican quirófanos para certificación

323
quirófanos,HGVT

Tulancingo.- Las modificaciones físicas que se realizan actualmente a quirófanos y otras áreas del hospital general del Valle de Tulancingo (HGVT) son necesarias para obtener la certificación, de la que el nosocomio carece desde su apertura, en abril de 2016.

Al respecto, el directivo del nosocomio Óscar Daniel Aguilar explicó que la Secretaría de Salud (Ssa) realizó una modificación a la cédula de atención a pacientes, que especifica mayores controles para la asepsia necesaria para atender a los pacientes que requieren de una intervención quirúrgica.

Asimismo, aseveró que siempre se ha cumplido con las normativas y protocolos de atención, pero las modificaciones físicas, cuyas obras iniciaron hace un mes, son necesarias para seguir cumpliendo con la cédula sanitaria.

Las modificaciones implican que el médico y demás especialistas en salud deban pasar por áreas específicas que puedan garantizar una adecuada asepsia, así como modificación a los accesos y separaciones entre quirófanos y áreas comunes, junto con la construcción de áreas sanitarias.

Las obras para la obtención de la certificación federal para el funcionamiento del HGVT incluyen además adecuaciones al sistema de ventilación, así como ajuste a pisos y zonas de tránsito común, en todo lo cual se prevé una inversión de casi un millón de pesos.

Además, se tendrá que considerar también la compra de equipamiento, considerado en una siguiente etapa.

Pese a que el proceso de certificación de funcionamiento del nosocomio pueda ser largo, Aguilar reconoció que es necesario para poder acceder tanto a financiamiento para mejoras a las instalaciones, como para ofrecer servicios médicos especializados.

Finalmente, no descartó que se puedan dar nuevas modificaciones a la cédula de operación, por lo que se está al pendiente para conocerlas y atenderlas.

Reapertura

Respecto al tiempo que las áreas vuelvan a funcionar, se conoció que estas serán puestas de nuevo en operación en dos o tres semanas.

Incluso, autoridades del nosocomio adelantaron que el tiempo estimado de trabajos, en unos tres meses, se está reduciendo gracias a las supervisiones que existen de la obra permanentemente.

Cabe señalar que las intervenciones quirúrgicas no se han suspendido, por lo que dependiendo de la gravedad y complejidad de atención estas se realizan en áreas acondicionadas para ello dentro del HGVT, o bien, se les canaliza a nosocomios cercanos, con los que se tiene convenio.

  • Los cambios implican que el médico y especialistas deban pasar por áreas específicas que puedan garantizar una adecuada asepsia; el director Óscar Aguilar reconoció que las acciones son necesarias para poder acceder a financiamiento para mejorar los servicios médicos

Comentarios