Pachuca

La empresa TransCanada tendrá que modificar la ruta del gasoducto Tula-Tuxpan para no afectar mantos acuíferos en Tulancingo y, además, deberá cumplir con un estudio del Servicio Geológico Mexicano, que en caso de no presentarlo la alcaldía detendría la obra, indicó el presidente municipal Fernando Pérez Rodríguez.

“Hay una zona por donde está trazada la ruta donde están los resumideros y mantos acuíferos que se recargan permanentemente cada vez que llueve”, por lo que la alcaldía de Tulancingo se comprometió a salvarlos.

Ese cambio de ruta, aseguró el alcalde, significa pocos kilómetros en la colonia Rojo Gómez y no afectará núcleos urbanos, debido a la franja de seguridad del gasoducto.

Los mantos acuíferos “son los pocos resumideros activos y en buenas condiciones que tenemos”; agregó que en caso de que TransCanada construya el gasoducto en ese lugar “estaremos atentos al darle el agua a la gente”.
En cuanto al estudio del Servicio Geológico Mexicano, el alcalde puntualizó que dicho análisis fue solicitado por la anterior administración municipal. “Si no lo presentan estaremos deteniendo la obra”.

Durante entrevista luego de la presentación de los carnavales en Pachuca, Pérez Rodríguez informó que la transnacional sigue las pláticas con el ejido de Tulancingo, cuyos integrantes advirtieron que no regalarán la tierra.
El presidente municipal manifestó que no hay fecha exacta para iniciar la construcción del gasoducto, aunque estimó que podría ser este año.
Detalló que la pasada administración negoció el uso de suelo con TransCanada, pero dijo desconocer cuánto fue el monto y en qué fue invertido dicho recurso.

Dato

El presidente municipal manifestó que no hay fecha exacta para iniciar la construcción de la obra, aunque estimó que podría ser este año

Comentarios