Martín Melgoza Chávez / Juan Rubén García Lastiri

En México existió la gran comisión, un órgano interno, tradicionalmente encargado de dirigir las actividades parlamentarias dentro de cada una de las cámaras. La gran comisión de la Cámara de Diputados designaba la mesa directiva, que se compone de un presidente, tres secretarios y tres vocales. El líder del grupo mayoritario del parlamento fungía como presidente de la gran comisión. Esta tenía a su cargo las siguientes funciones:

1) Dictaminar, formular opiniones y presentar iniciativas sobre los asuntos concernientes a las entidades federativas y a las regiones del país, tomando en consideración las propuestas de las diputaciones.

2) Tramitar y presentar proyectos de resolución, en los casos relativos a la facultad que otorga al Congreso el artículo 46 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

3) Coadyuvar en la realización de las funciones de las comisiones y de los comités.

4) Nombrar a los diputados de la mayoría que formarían parte de la comisión de régimen interno y concertación política.

5) Designar al consejero propietario y a los consejeros suplentes de la fracción mayoritaria ante el consejo general del Instituto Federal Electoral, hoy Instituto Nacional Electoral (INE).

6) Existiendo la gran comisión resurgen las coordinaciones estatales de cada entidad federativa.

En la Cámara de Senadores, la gran comisión la integrarían un senador de cada estado y del Distrito Federal, hoy Ciudad de México, y los coordinadores de los grupos parlamentarios. La designación de los senadores representantes de cada entidad federativa se haría por mayoría de votos de los senadores de dichas entidades. Las facultades de la gran comisión que señalaba el artículo 93 de Ley Orgánica del Congreso eran, entre otras:

1) Proponer a la cámara el personal de las comisiones ordinarias y especiales.

2) Proponer a la cámara la designación de los comisionados ante el consejo general del Instituto Federal Electoral, hoy INE.

3) Proponer el nombramiento del oficial mayor y del tesorero de la cámara.

4) Someter los nombramientos y remociones de los funcionarios de la cámara a la consideración de la misma.

5) Prestar cooperación a la mesa directiva y a su presidente en la conducción de los asuntos y para el mejor desahogo de las atribuciones administrativas.

6) Proponer a la cámara el programa legislativo. A este efecto jerarquizaría las iniciativas de ley o decreto observando las disposiciones del artículo 71 constitucional y tomaría las providencias necesarias para asegurar el estudio, análisis y debate de las iniciativas.

7) Vigilar las labores de la oficialía mayor.

8) Proveer a través de la oficialía mayor lo necesario para el trabajo de las comisiones.

9) Dirigir y vigilar los servicios internos necesarios para el eficaz cumplimiento de las funciones de la cámara. A diferencia de la gran comisión de la Cámara de Diputados, la de Senadores contaba con facultades, primordialmente, administrativas.

El partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) no solo será el que gobierne al país gracias a su victoria en las elecciones presidenciales del pasado primero de julio con Andrés Manuel López Obrador (AMLO), sino también será mayoría en el Poder Legislativo si se unifican los partidos que participaron en la coalición, teniendo mayoría absoluta en la 64 Legislatura y con ello podría crearse la gran comisión.

¿Usted qué opina?

Comentarios