Después de casi dos meses y medio, ayer el Movimiento 5 de Enero (M5E) retiró dos patrullas y una tanqueta que permanecían sobre el camellón de la carretera federal México-Laredo, como testimonio de las manifestaciones contra el gasolinazo que se replicaron en varias partes del país, incluido el Valle del Mezquital. Según explicó Jorge Maldonado, vocero del M5E, el objetivo de trasladar la chatarra a las instalaciones de la Policía federal preventiva (PFP) –oficinas que también fueron tomadas y desmanteladas durante las manifestaciones de principio de año– es para montar un museo “que contendrá momentos históricos en la vida de Ixmiquilpan”, tales como el propio enfrentamiento del pasado 5 de enero, que dejó como saldo trágico dos manifestantes muertos. Lo cierto es que con el retiro de las patrullas quemadas hace más de dos meses se cierra un capítulo de resistencia en el Valle del Mezquital y en todo nuestro país, que parecía sería el inicio de un movimiento de más largo alcance. Al menos en Ixmiquilpan, el movimiento antigasolinazo originó a dos grupos que hoy pelean por colgarse el membrete de que son los auténticos, los únicos que verdaderamente luchan contra el gobierno y la reforma que provocó el aumento en el precio de las gasolinas. Hoy, casi dos meses después, los mexicanos ya no tenemos al gasolinazo en la agenda, estamos más preocupados por el muro que busca construir el presidente de Estados Unidos Donald Trump y que cada día va concretándose, con presupuesto, y compañías constructoras que buscan construirlo. Hoy también estamos ocupados en maximizar los beneficios económicos que traerán el puente de Semana Santa y el fin de semana largo que inicia este sábado. De filón. La UAEH fue sede ayer del Foro Internacional de Evaluación y Acreditación de la Educación Superior en México. El objetivo fue sembrar, establecer las bases para construir, mediante organismos evaluadores, un Sistema Nacional de Evaluación en el país. La meta es elevar la calidad de nuestras universidades, algo que este país necesita pues son ellos, los universitarios, quienes tienen las herramientas para construir un mejor futuro.

Comentarios