fe

Un día antes de que llegaran los fieles a la basílica menor de Santa María de Guadalupe, en Pachuca, el espacio ya estaba dispuesto para las multitudes. En algún lugar quedaron guardadas las tradicionales bancas para permitir que miles entraran y pudieran encontrarse frente a la Guadalupana

Comentarios