Movimiento preocupa a profesorado

2503
UAEH

Sonia Rueda y Adriana Hernández / Pachuca.-

En sondeo, trabajadores de algunos institutos y preparatorias de la UAEH indicaron que la revisión contractual y la solicitud de incrementos salariales y prestaciones es un derecho; consterna la falta de acuerdos entre gobierno estatal y universidad.
Hemos trabajado por años y siempre había acuerdo y gobierno escuchaba, es sorprendente que no hayan llegado a un acuerdo, dijo uno de los trabajadores.
“No es que seamos desobligados, también tenemos derechos, y no por eso dejamos nuestro compromiso con los alumnos. Al contrario, es para darles más, dijo una de las catedráticas con siete años de antigüedad.

Los institutos vistieron sus entradas con las banderas rojinegras, entre ellos conversaron sobre lo complejo que sería una huelga por un periodo prolongado, desde las clases a los estudiantes hasta el impacto familiar y en la rutina diaria.
“Una huelga es complicada, genera inestabilidad en las familias de docentes y administrativos, ahora debemos ponernos de acuerdo para estar aquí, custodiando las instituciones; nuestra vida está aquí en la universidad refirió una docente de química con más de 19 años de trayectoria.
Una investigadora indicó: “Se detiene nuestra vida, las clases, las investigaciones; parar labores no es un capricho, es un último recurso.

Por la tarde la comunidad universitaria acomodó apenas lo necesario para iniciar la suspensión de las actividades. Compraron agua y algunos víveres para pasar la noche y entre ellos acomodaron algunas mantas y agradecieron que el clima no estuviera frío.
Después del mediodía la huelga fue inminente, así lo anunciaron ambos sindicatos a la plantilla de administrativos y académicos. Entre ellos hay incertidumbre por la situación y cuánto podría prolongarse, al momento revisan rol de guardias y cobertura de insumos para el resto del paro.

Padres de familia y alumnos también inquietos

Luego que ayer la UAEH se declaró en huelga tras no alcanzar acuerdos con el gobierno del estado, alumnos y padres de la comunidad universitaria externaron sus inquietudes respecto a la falta de clases y cancelación de actividades.
A mí en lo personal me preocupa porque no soy de Pachuca, pero estudio en el ICSHu, ahorita estoy en mi casa, en Apan, pero al no saber cuándo se resolverá la huelga no sé cuándo regresarme y no quiero perder clases, opinó Lucia, alumna de dicho instituto.
Los padres de Erick y Martha, estudiantes de la Preparatoria tres, en Pachuca, comentaron que la situación les inquieta pues temen que los arreglos demoren y sus hijos pierdan clases.

El problema que le vemos es que si tardan mucho en arreglarse a los muchachos les van quitando clases y al rato quieren reponerlas dejándoles un montón de tarea, pero esto no es culpa de ellos, ojalá se resuelva pronto.
Erick y Martha coincidieron en que esperan que la universidad resuelva el conflicto a la brevedad, pues aunque es agradable tener unos días libres les inquieta que al regresar a sus labores deban trabajar bajo presión o reponer los días perdidos durante las vacaciones de Semana Santa.

Yo creo que a todos nos gusta tener unos días libres, como si fueran vacaciones, pero qué tal que regresando a clases quieren reponer los días perdidos durante las vacaciones, eso no creo que le guste a nadie, entonces mejor que no dure mucho.

Comentarios