El accidente en el que estuvo involucrado el diputado federal Cipriano Charrez abre el debate sobre varias aristas, una de ellas la forma en que los medios de comunicación abordaron la noticia momentos después de ocurridos los hechos. Las primeras versiones fueron consignadas sobre todo a partir de videos en los que se pudo apreciar el siniestro y cómo el automóvil del joven que desgraciadamente murió por el percance ardía en llamas. Otro video, en el que se aprecia la camioneta del morenista Cipriano, efectivamente capta el momento en que el legislador huye del lugar luego del impacto. Eso es lo único claro que muestran las imágenes del hecho que hoy abrió un debate nacional sobre si los legisladores deben conservar la figura del fuero, cuyo espíritu es proteger a quienes tienen en sus manos el poder de acotar a los poderes Ejecutivo y Judicial. Pero, volviendo al análisis del trato mediático de los hechos, hubo algunos medios que difundieron circunstancias que sugirieron como verdaderas pero que hasta el momento no han sido dilucidadas. Por ejemplo, aún no se tiene certeza si Charrez iba manejando la camioneta. Tampoco se sabe si en el momento de los hechos se encontraba bajo el influjo de alguna bebida alcohólica, como fue difundido por varios medios de comunicación. No se trata de defender al legislador representante del distrito con cabecera en Ixmiquilpan quien, no hay duda, huyó del accidente en lugar de enfrentar su responsabilidad. Pero a los medios tampoco nos toca erigirnos como jueces. Nos toca describir, consignar y contextualizar los hechos para que el lector saque sus conclusiones. Por lo pronto, la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH) informó anoche que ya abrió una carpeta de investigación sobre el accidente que cuenta con tres querellas por los delitos de homicidio y daño en propiedad ajena. Y precisamente llama la atención que dos de esas querellas fueron iniciadas por quienes viajaban en una camioneta Jeep y otra de la marca GMC pick up, de quienes hasta el momento no se sabe mucho sobre su participación en los hechos. Sin duda, ese caso aún dará mucho de qué hablar, pues las investigaciones apenas comienzan.

Comentarios