Muere Carlos Miloc

358
Miloc
El estratega estaba hospitalizado desde hace algunos días por problemas respiratorios

El entrenador que le dio a Tigres sus primeros dos títulos falleció
Monterrey.- El Tanque ya dirige en cielo… La familia futbolística regiomontana está de luto, pues ayer se adelantó en el camino Carlos Miloc.
El estratega estaba hospitalizado desde hace algunos días por problemas respiratorios y murió ayer por la tarde a los 85 años.
El director técnico uruguayo es una leyenda de los Tigres, pues fue el primero en hacer campeón a un equipo en Monterrey al lograr los títulos de temporada 1977-1978 y en la temporada 1981-1982.
Nacido en Montevideo, llegó a México como jugador para el Morelia, también estuvo en Irapuato y en León.
Pero fue como técnico que tuvo mayores logros. Comenzó su carrera dirigiendo al Irapuato en la temporada 69-70; luego dirigió a Pachuca, León, Tiburones Rojos y al San Luis, equipo al que hace campeón de segunda división en la temporada 1975-1976.
En 1977 fue buscado y contratado por los Tigres, con los que logra el título de la temporada 1977-1978, creando una afición aguerrida que se mantiene hasta hoy, con el sello de apoyar siempre al equipo.
Luego dirigió al Deportivo Guadalajara, a los Tecos de la UAG y regresó a los Tigres en la temporada 1980-1981, para lograr un nuevo título.
Dirigió también al Tampico Madero, Correcaminos y las Cobras de Ciudad Juárez, hasta que llegó al América, donde se convirtió en ícono y logró el campeón de campeones de la Concacaf en 1991.
Tras un regreso breve a los Tigres en los primeros años de Sinergia Deportiva, el Tanque dirigió en Guatemala, donde logró cuatro títulos con el Comunicaciones y hasta dirigió la selección de ese país.
Desde hacía varios años, Miloc se desempeñaba como asesor de los Tigres y acudía a los entrenamientos del equipo, haciendo amistad con varios entrenadores, en especial con Ricardo Ferretti, quien lo ha superado en títulos ganados y partidos dirigidos.
Miloc tenía desde hace varios años problemas de salud y ayer pasó a mejor vida, pero sin duda su ADN quedó marcado en los Tigres, un equipo que desde sus tiempos tienen su sello.
Se fue Carlos, el primero que hizo festejar a la afición regiomontana un título, el que le dio una identidad futbolística y que lo dejó tan marcado que decidió residir permanentemente en San Nicolás.

Nacido en Montevideo,
llegó a México como jugador para el Morelia, también estuvo en Irapuato y en León

Comentarios