Muere dictador uruguayo

409
dictador
En octubre de 2009 fue sentenciado a 25 años de prisión por homicidio

Gregorio Álvarez fue el más temido mandatario en ese país entre 1981 y 1985

Montevideo

El teniente general Gregorio Álvarez, militar y dictador de Uruguay entre 1981 y 1985, falleció ayer en Montevideo a los 91 años, según confirmaron a Efe fuentes oficiales.
Álvarez, que se encontraba condenado y en prisión como coautor de reiterados casos de homicidio ocurridos 1978, estaba hospitalizado desde hace varias semanas debido a graves problemas de salud.
A mediados de 2015 sufrió un accidente cerebrovascular y en diciembre de 2016 un infarto de miocardio, debido al cual fue internado en el hospital central de las Fuerzas Armadas de Montevideo, donde falleció ayer.
Hijo y nieto de generales, el dictador ingresó en la Academia Militar Nacional en 1940, en la que se graduó como oficial del Regimiento de Caballería (1946-1959).
En 1981 fue elegido presidente por el Consejo de la Nación de la dictadura cívico-militar y se mantuvo en el cargo hasta 1985.
El 18 de diciembre de 2007, 23 años después de haber dejado la presidencia de facto, fue detenido por pedido de la fiscal Mirtha Guianze y orden del juez Luis Charles; en ese entonces fue acusado de torturas, asesinatos y desapariciones de personas durante la dictadura militar, destaco el diario uruguayo El País.
Su prisión marcó un giro esencial en la aplicación de la ley de caducidad, de acuerdo con la interpretación que de su artículo cuarto hizo el presidente Tabaré Vázquez.
En octubre de 2009 fue sentenciado a 25 años de prisión por homicidio muy especialmente agravado de 37 desaparecidos.
A mediados de 2015 sufrió un accidente cerebrovascular mientras estaba recluido en la cárcel de Domingo Arena, donde permaneció tres meses.

 

Comentarios