Muere el Nobel de Química Mario Molina

271
Muere mario Molina

Fue uno de los descubridores de las causas del agujero de ozono en el Antártico

Ciudad de México.- El doctor Mario Molina, Premio Nobel de Química 1995, falleció ayer en la capital del país a los 77 años.

“La Universidad Nacional Autónoma de México informa del lamentable fallecimiento del doctor Mario Molina, distinguido universitario, Premio Nobel de Química 1995”, confirmó ayer su alma mater.

El ingeniero químico alcanzó el reconocimiento de la Academia Sueca por ser uno de los descubridores de las causas del agujero de ozono en el Antártico; el Nobel 1995 lo recibió junto con Paul J Crutzen y Frank Sherwood Rowland por su papel para la dilucidación de la amenaza a la capa de ozono de la Tierra por parte de los gases de cloro, bromo, dióxido de carbón y otros más.

En México, el doctor Molina creó el Centro Mario Molina, una asociación civil independiente, en 2004 para dar continuidad a sus objetivos de estudio.

En la página del centro se destaca que su propósito es “encontrar soluciones prácticas, realistas y de fondo a los problemas relacionados con la protección del medio ambiente, el uso de la energía y la prevención del cambio climático, a fin de fomentar el desarrollo sustentable”.

Mario Molina tuvo un largo currículum, fruto de diversas actividades académicas y de investigación.

Molina nació en la Ciudad de México en 1943 y estudió ingeniería química en la UNAM, de donde egresó en 1965. Posteriormente realizó estudios de posgrado en la Universidad de Friburgo, Alemania (1967) y recibió un doctorado en fisicoquímica de la Universidad de California, Berkeley, en Estados Unidos (1972).

Además del Nobel de Química 1995, sus investigaciones sobre la atmósfera condujeron al Protocolo de Montreal de las Naciones Unidas, el primer tratado internacional que ha enfrentado con efectividad un problema ambiental de escala global y de origen antropogénico.

En la página web del Centro Mario Molina se lee que el profesor y su grupo de investigación publicaron una serie de artículos entre 1976 y 1986 que identificaron las propiedades químicas de compuestos que juegan un papel esencial en la descomposición del ozono de la estratosfera. Subsecuentemente demostraron en el laboratorio la existencia de una nueva clase de reacciones químicas que ocurren en la superficie de partículas de hielo incluyendo aquellas que están presentes en la atmósfera. También propusieron y demostraron en el laboratorio una nueva secuencia de reacciones catalíticas que explican la mayor parte de la destrucción del ozono en la estratosfera polar.

Fue profesor en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en el periodo 1989-2004; profesor e investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México entre 1967 y 1968; de la Universidad de California, Irvine, entre 1975 y 1979 y del Laboratorio de Propulsión a Chorro del Instituto Tecnológico de California (Caltech) en el periodo 1982 a 1989.

También fue miembro de la Academia Nacional de Ciencias y del Instituto de Medicina de los Estados Unidos, y durante ocho años fue uno de los 21 científicos que formaron parte del Consejo de Asesores de Ciencia y Tecnología del presidente Barack Obama (PCAST); previamente había estado en el mismo consejo del presidente Bill Clinton.

Igualmente, fue miembro distinguido de la Pontificia Academia de las Ciencias del Vaticano, del Colegio Nacional, la Academia Mexicana de Ciencias y la Academia Mexicana de Ingeniería, entre otras.

Tuvo un largo currículum, fruto de diversas actividades académicas y de investigación

Comentarios