AGENCIA
Managua.-

Seis miembros de una familia, entre ellos dos niños, murieron ayer quemados dentro de su vivienda en Managua, la capital de Nicaragua, tras un ataque de hombres armados conocidos como paramilitares, informaron la Policía y los Bomberos.

En un comunicado, la Dirección de Bomberos indicó que el ataque ocurrió en el barrio Carlos Marx, en la zona oriental de la ciudad, por parte de “grupos encapuchados (que) han mantenido acechado al sector desde hace varias semanas”.

La Policía confirmó la muerte de cuatro adultos (dos mujeres y dos varones) y dos niños, mientras que otro niño fue hospitalizado.

Según los Bomberos, los atacantes “lanzaron al interior de la vivienda bombas molotov provocando el incendio”, que se propagó rápidamente porque en el local funcionaba también una fábrica de colchones, material altamente inflamable.

El canal 15 de televisión privada había informado previamente del suceso y mostró imágenes de la casa de dos pisos cuando era devorada por las llamas en las primeras horas de ayer.

Una mujer joven, quien se identificó como miembro de la familia, dijo en un video grabado con su celular que ella y su hermana sobrevivieron porque se lanzaron del balcón hacia la calle.

El portal oficial El 19 dio cuenta del incendio y lo atribuyó a “grupos vandálicos de la derecha”, en alusión a opositores al gobierno de Daniel Ortega.

Sin embargo, vecinos de la cuadra filmaron un fuerte despliegue de policías uniformados y otros hombres armados con fusiles de guerra, antes y durante el ataque a la casa. La misma televisora transmitió los videos.

“Ellos van casa por casa, tienen listas de todas las personas que hemos participado apoyando las protestas” contra el gobierno desde el 18 de abril, explicó una habitante del barrio Carlos Marx.

Los hechos ocurrieron apenas horas después de haberse firmado los primeros acuerdos entre el gobierno de Ortega y la opositora Alianza Cívica, entre estos el cese inmediato de la violencia y la disolución de bandas paramilitares.

La grave crisis que aqueja a Nicaragua comenzó el 18 de abril con una manifestación estudiantil contra una reforma del seguro social, pero se extendió por la fuerte represión contra los manifestantes.

Comentarios