NOTIMEX / REDACCIÓN

Ciudad de México. – El llamado “tlamatini” u hombre sabio, filósofo, aquel que sabe cosas, el polímata mexicano Miguel Luis León-Portilla falleció ayer a los 93 años, confirmó la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En Twitter, la máxima casa de estudios del país informó: “La Universidad Nacional Autónoma de México informa del muy lamentable deceso, a los 93 años, del doctor Miguel León-Portilla, ilustre universitario, humanista, maestro de maestros, investigador emérito y doctor honoris causa de esta casa de estudios”.

León-Portilla fue también historiador, filósofo, orador, editor, traductor, escritor, lingüista, nahuatlato (quien habla náhuatl), etnógrafo, antropólogo, arqueólogo, experto en la cultura, literatura y pensamiento indígena, férreo defensor de los derechos de los pueblos originarios, promotor de su riqueza intelectual y espiritual.

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) destacó que Miguel León-Portilla fue un férreo defensor de las culturas originarias. En su cuenta de Twitter, el Ejecutivo federal también refirió que León-Portilla fue pionero en los estudios de la filosofía, el lenguaje y la cultura náhuatl.

“Fue un férreo defensor de las culturas originarias y publicó decenas de libros como La visión de los vencidos. Descanse en paz, un fuerte abrazo a su esposa e hijos”, publicó.

El 21 de noviembre de 2008, Miguel León-Portilla fue investido con el grado de Doctor Honoris Causa por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) durante una ceremonia realizada en el añoso edificio central de Abasolo.

Por su aportación a la cultura mexicana, a las letras y a la historia nacional, se convirtió en la octava persona con esa distinción que otorga la máxima casa de estudios de la entidad.

Palabras de amor, de respeto, condolencias, admiración y dolor surgieron en el ámbito cultural tras conocerse de su fallecimiento.

La secretaria de Cultura federal Alejandra Frausto resumió: “Pionero que dio voz a los vencidos y nos compartió sus ideas, sus costumbres, sus creencias, sus producciones artísticas y su versión de la historia que les tocó vivir, la cual también es nuestra historia, también es nuestra voz. Todo eso y más significa Miguel León-Portilla.

“El maestro nos enseñó todo lo que había que enseñar, este año que parte su voz se escucha más fuerte que nunca, su legado es eterno y el amor de México a su trabajo también. Acompañamos a Chonita, Mariza y su familia. Lo honraremos con la alegría, orgullo y esplendor que merece”, añadió Frausto Guerrero en Twitter.

Durante 2019, fue rendido un homenaje nacional a León-Portilla con conferencias, un concierto de la Orquesta Sinfónica Nacional, conversatorios, ciclos académicos, festivales, maratones de lectura, foros de discusión, coloquios, difusión de sus charlas y conferencias, así como la publicación de sus obras que fueron repartidas en las instalaciones del metro de la Ciudad de México.

Comentarios