Entre 30 y 35 mil infantes son reclutados de manera forzada por el crimen organizado

Ciudad de México.- La Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) informó que en el país mueren al día 3.6 niñas, niños y adolescentes a causa de la violencia, mientras que entre 30 y 35 mil menores de edad son reclutados de manera forzada por el crimen organizado.

Además, entre enero de 2015 y julio de 2019 fueron registrados 3 mil 97 feminicidios en todo el país, 317 de ellos entre la población de cero a 17 años, es decir uno de cada 10 de esos ilicitos afecta a niñas y adolescentes.

“Lo anterior evidencia que 2019 cerró como un escenario muy complicado para la infancia y adolescencia en México, en un contexto entre la invisibilidad y la violencia”, indicó Juan Manuel Pérez García, director ejecutivo del Redim, al presentar el Informe infancia y adolescencia en México.

Explicó que en materia de trata y feminicidios, organizaciones que trabajan esos temas han explicado que el Estado de México registra un problema más grave que en Chihuahua, al acumular el 25 por ciento de todos los casos de desaparición de mujeres adolescentes.

Sobre el registro de homicidios infantiles diarios, recalcó que hubo una reconfiguración de la violencia, ya que en 2012 Guerrero y estados fronterizos al norte del país tenían los mayores índices de crimen y para 2018 Chihuahua alcanzó la mayor tasa de asesinatos, pero se desplazó hacia el centro y occidente, por lo que ahora Guanajuato es la entidad con mayor número de asesinatos para la población de cero a 17 años, pero la cuarta en cuanto a tasa.

Sobre el incremento del reclutamiento forzado de adolescentes, el reporte indica que en 2019 la sociedad mexicana fue escandalizada con los videos virales de infantes que portaban armas largas, indumentaria militar, mientras amenazaban a líderes de cárteles de la droga. Pérez García refirió que los enlistados obligados alcanzan entre 30 y 35 mil menores.

Otro caso mediático fue la presunta ejecución extrajudicial del adolescente Juanito Pistolas en Nuevo Laredo, Tamaulipas, que mostró lo que Redim ha documentado desde hace una década con el caso de el Ponchis: el uso de niños soldados en la guerra contra el narco.

Sin embargo, en 2011 y 2015, el Comité de Derechos del Niño de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) recomendó al Estado mexicano revisar la estrategia de seguridad por el impacto negativo para la población infantil, así como reconocer el reclutamiento forzado que realizan grupos criminales y fuerzas de seguridad sin que hasta el momento el tema sea atendido.

“Los niños y adolescentes son usados como informantes de las fuerzas armadas o grupos armados, estos últimos lo involucran en prácticas militares, procesamiento de sustancias, comisión de delitos de alto impacto como homicidios, mutilaciones y desapariciones, al tiempo que ellos mismos son sometidos a abusos y explotación, sufren lesiones o incluso mueren como resultado del reclutamiento forzado.

Su condición les priva de sus derechos, a menudo con graves consecuencias físicas y emocionales. Se desconoce el número de niñas, niños y jóvenes que han sido reclutados por grupos delictivos. El pasado 30 de abril en la sesión ordinaria del Sistema de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna) se reconoció la existencia del reclutamiento forzado y se comprometieron a desarrollar un programa de atención, sin que hasta el momento exista cumplimiento”, explicó Pérez García.

Comentarios