Eran vecinos del municipio de Chilcuautla, de la localidad Texcatepec

Chilcuautla.- Fue confirmado el deceso de tres hidalguenses que trabajaban en la Ciudad de México, en un edificio que se desplomó en Lindavista.

Eran vecinos del municipio de Chilcuautla, de la localidad Texcatepec, sus cuerpos arribaron ayer por la mañana a la demarcación. Según familiares, los gastos funerarios corrieron a cargo en parte por autoridades de la Ciudad de México y de donativos de vecinos de la localidad.

Hasta el sábado se tenía la esperanza de que dos vecinas fueran encontradas con vida, luego que dieron a conocer que el cuerpo sin vida de Laurencio R fue rescatado de los escombros del edificio de la calle Coquimbo 911 entre Sierravista y Ticomán en la colonia Lindavista.

La delegación Gustavo A Madero, mediante un comunicado emitido el 21 de septiembre a las 16:50 horas, confirmó que los tres hidalguenses se encontraban aún en calidad de desaparecidos, junto con tres personas más, una ya había sido rescatada con vida y fue encontrado el cuerpo de una persona más. Varios rescatistas del cuerpo de Bomberos, elementos de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, así como expertos rescatistas de varios estados trabajaron en la zona para poder encontrar personas con o sin vida.

No obstante, el sábado se informó a los familiares que Remedios, de 41 años, Laurencio M de 48 y Eleuteria E de 15 años habían sido rescatados dentro de los escombros sin vida. Laurencio se desempeñaba como portero de edificio y Eleuteria Remedios, tía y sobrina como personal de limpieza de los condominios.

Aparentemente el fin de semana la familia trató de localizarlos cuando se supo de su desaparición y deceso. Tanto el gobierno de la Ciudad de México como Chilcuautla apoyaron con los trámites y el traslado de los cuerpos que arribaron al municipio alrededor de las 11 horas de ayer.

Como informaron medios nacionales, un conjunto de departamentos en el cruce de Sierravista y Coquimbo, en Lindavista, cayó piso sobre piso. De las nueve personas que en un principio quedaron atrapadas

en el complejo de departamentos, solo una pudo ser rescatada con vida, mientras que las otras ocho fallecieron en el derrumbe.

Ayer, el pueblo de Texcatepec se dio cita en la iglesia y panteón de la comunidad, para ayudar y fortalecer a la familia de los hidalguenses que murieron por el sismo. Al ser una familia de escasos recursos, familiares y vecinos solicitaron la solidaridad de los hidalguenses para que se apoye a los familiares en los gastos derivados de la muerte de las tres personas..-

  • Víctimas
    Laurencio de 48 años se desempeñaba como portero, y Remedios de 41 y Eleuteria de 15 como personal de limpieza de los condominios

Comentarios