Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Recuerdo que, transcurridos los primeros años del sexenio de Carlos Salinas de Gortari, allá por 1990, y ante la euforia producida por el evidente éxito alcanzado en la movilización social para el combate a la pobreza por medio del Pronasol, era ya muy difícil ocultar el deseo de las elites neoliberales por darle muerte electoral al PRI.
Sin embargo, algo sucedió por ahí que hizo dar marcha atrás en ese plan, quizá fueron las presiones de los grupos económicos o tal vez alguna reorientación girada desde el Pentágono.
Lo único real fue que nos estaban convenciendo, desde aquel entonces, que no era posible decir que vivimos los mexicanos una democracia real y mostrarnos ante el mundo con un solo partido cavernario y simulador.
También recuerdo que el Inasol nos convocaba con frecuencia a capacitaciones que tenían que ver más con el nuevo rol político ante la sociedad ya sin el PRI.
Hoy, un cuarto de siglo más tarde, veo y escucho manifestaciones que me llevan a pensar que se está retomando la idea de dar muerte electoral al viejo y envejecido partido tricolor. Y no precisamente con delicadeza y trato quirúrgico, ¡no! por el contrario, la cercana muerte electoral se ha construido sobre un cúmulo de atrocidades financieras y de inimaginables formas de corrupción y saqueo de los tesoros Nacionales.
Dejarán morir al PRI con gusto, ¡pero antes se han robado todo lo robable! Las piedras de la tumba las fueron colocando una a una los Moreira en Coahuila, Murillo y Olvera en Hidalgo, Murat en Oaxaca, Herrera y Duarte en Veracruz y muchos otros que sin compasión le clavaron todas las uñas al dinero público ante la complacencia y complicidad del presidente en turno.
Lo tienen todo planeado. El plan diabólico está ahí, esperando a que se cumplan los plazos. Y para ello se han alineado los astros, pues llegaremos al primero de julio de 2018 con un PRI herido de muerte. Baleado por fuego amigo, con un pésimo candidato, con un enojo social que se puede medir con el dato siguiente: mientras el PRI y su candidato, junto con su gobernador gritón, se reúnen con 8 mil acarreados de todos los rincones del Hidalgo rural, Obrador en un solo día se reúne con 40 mil Hidalguense de cuatro cabeceras distritales, cinco a uno es el pronóstico de resultado en la votación.
Y la cereza del pastel puede ser la muerte electoral ¡al vetusto Partido Revolucionario Institucional!

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Comentarios