Relatos de Hend Al Qassemi presentan 12 textos de amor, envidia, traición y heroísmo, basados en las vidas reales de princesas y plebeyas, de sultanas y magas del golfo arábigo actual. Todo en su libro Historias secretas de mujeres de Arabia.

Pero, ¿quién es la autora? Su nombre completo es Sheikha Hend Faisal Al Qassemi, princesa de Dubái. Es una artista árabe, empresaria y filántropa. Editora en jefe de la revista Velvet, especializada en moda y estilo de vida que se publica en Dubái y se distribuye alrededor del mundo. Vive en Sharjah, Emiratos Árabes, y Doha, Qatar.

En el prólogo se expresa que gran parte del mundo occidental escucha historias según las cuales el Medio Oriente, y en particular el mundo árabe, está poblado de bestias perversas. “Pero nosotros somos, como todos los demás, solo seres humanos que intentan aprovechar sus vidas”.

Los protagonistas de estas historias tienen defectos, son imperfectos y verdaderamente humanos. Ya sea una esposa posesiva que intenta demostrar que tiene razón, una amante que no puede renunciar, o una chica que solo quiere ser feliz a cualquier costo, estas son historias sobre cómo las vidas en el mundo árabe están definidas por las circunstancias que las rodean.

La superstición y la religión recorren este libro, porque aceptamos que hay muchas cosas en el mundo que no pueden explicarse. Sin embargo, la familia y el amor son las dos piedras angulares en el texto, porque son lo que verdaderamente nos define.

No obstante, también hay planteamientos sobre problemas que afectan a mucha gente en todo el orbe, ya sea la mediana edad de un hombre o los celos conyugales.

Estas son historias verdaderas, no sobre miseria y desesperación, sino simplemente sobre humanidad. Nuestros lados negros, blancos y grises son los que nos unen.

Hend Al Qassemi expresa de su trabajo: “Estoy en deuda con las mujeres que me han compartido sus historias de perseverancia, supervivencia y triunfo. He protegido sus identidades cambiando nombres, pero todos los hechos sucedieron en la tierra del desierto”.

Leer cada uno de los episodios resulta más que ameno, con tramas no tan alejadas algunas del mundo occidental, posiblemente llevadas a una pulcra crudeza. Cuidadosa en la expresión, permite conocer lo que los personajes viven y te lleva de la mano con pausas hasta desenlaces, no siempre con final feliz. Como ejemplo, el relato que titula “Con cariño”.

“Sara dio a luz a tres hijas, la mayor, seguida por mellizas –de manera consecutiva– con apenas unos meses de distancia. Los embarazos no previstos y el desbalance hormonal, así como expandirse de la talla ocho a la dieciséis, dejaron a Sara con nula autoestima y seguridad.”

Tenía a un esposo que la amaba, Ali. Pero al caer en la obligación de atender su casa, notó que el cónyuge se alejaba. La relación se iba extinguiendo.

Desesperada buscó soluciones hasta que, a su juicio, encontró la mejor: enviarle mensajes a su marido con otro nombre, nunca el suyo.

Al principio él no contestó, pero paulatinamente cayó en el embrujo de la desconocida que lo cautivó con sus formas de expresión.

Sara no podía decirle la verdad, al verlo caviloso, malhumorado porque no concretaba la relación con la dama que parecía satisfacer sus expectativas.

Y vino el desafortunado desenlace para Sara al encontrar un mensaje de Ali, quien daba por terminada su unión y se iba a Estados Unidos. En la casa no dejó ningún artículo personal y Sara, abandonada, quedó envuelta en la impotencia de ser feliz.

De Editorial Grijalbo, la primera edición es de septiembre de 2019.

Comentarios