Una encuesta que realizó revela que 39% de las pachuqueñas no lo ven como violencia

Pachuca.- La asociación civil Seiinac, a través de una encuesta, encontró que 39 por ciento de las mujeres en Pachuca considera normal el acoso en las calles; ante ello, la directora de la organización Diana Avilés explicó que es necesario reforzar la conciencia de que eso es un acto de violencia grave, por lo que debe haber mayor seguridad en espacios públicos.

Servicios de Inclusión Integral AC (Seiinac) recientemente presentó el libro Creando ideas, cuerpos e historias. Estrategias para la prevención del embarazo adolescente, en donde realizaron encuestas en Acaxochitlán, Tenango, Tulancingo, Pachuca y Tula, municipios donde es más alto el porcentaje de mujeres que reconocen el acoso. Caso contrario es Pachuca, ya que tiene el porcentaje más alto de mujeres que consideran que esa no es una práctica de violencia.

Avilés explicó que cuando hallaron el dato lo atribuyeron a que las mujeres normalizan los actos de violencia y los ven como parte de la valorización que dan los hombres a las mujeres.

Además de mostrar posible normalización de la violencia, también muestra que pueden existir otras mujeres que prefieren no reconocerlo “también está que podemos ponernos los audífonos o no los escuchamos y preferimos no ponerles atención”.

La violencia se adhiere a la cultura cuando es sistemática y estructural, la sociedad la ve como parte de lo que se hace a diario, de ahí que detenerla sea complicado, explicó la activista.

Iniciativas como #MiPrimerAcoso hacen visible que las mujeres son víctimas de acoso desde antes de los 13 años, lo que da muestra de cuán arraigado está a la cultura.

Rozamiento en el transporte público, invasión de asientos, acoso callejero son algunas de las muestras de ese tipo de agresiones que se combaten desde un cambio psicosocial.

La activista también explicó que el cambio desde ser desde el reconocimiento, más allá de que los gobiernos endurezcan penas y sanciones y garanticen la seguridad en espacios públicos.

El cambio debe ser desde el entendimiento de qué está mal y por qué lo está, entendiendo que cualquier forma de violencia no debe permitirse en ningún sector social.

  • La directora de la organización Diana Avilés explicó que es necesario reforzar la conciencia de que eso es un acto grave, por lo que debe haber mayor seguridad en espacios públicos

Comentarios