Pachuca.-

Karla Hernández, quien toma el curso que la Red Nacional de Polos Audiovisuales imparte en Hidalgo, realiza un documental sobre la vida de los transportistas, inspirada en su padre, quien se dedica a ese oficio.

Libre por convicción Independiente de Hidalgo platicó vía telefónica con la realizadora de ese documental, que pronto podrá ser visto.

“Tuve la fortuna de que mi proyecto que presenté como idea, fuera el ganador y pudiéramos hacer este documental sobre el mundo del transporte, que es en el que yo crecí porque mi papá es transportista.”

Con el antecedente de todas las historias que escuchó sobre ese mundo, Karla puso especial atención en la corrupción que se da en un lado de ese oficio, por lo que decidió proyectar ese y otros aspectos como la vida de los transportistas de materiales.

“Creo que a muchas personas les puede parecer muy común este tema, a varias personas les podría parecer muy cercano, algo que pudiera parecer tan lejano, acercarlo a la gente para que sepa de qué se trata y cómo es un día en la vida del transportista.”

Otro aspecto que intenta reflejar es el sentido de comunidad que hay en el ambiente, y la economía con la que viven esos viajeros de carretera.

“Estoy intentando demostrar en el documental cómo es difícil para el personaje principal llevar a cabo su vida sin tener que incurrir en un acto de corrupción y que si no lo hace ya no salió su día, es un poco del sentido social que se genera en la comunidad, su comunicación por el radio, sus días en ‘la cachimba’, las amistades…”

Este documental es abordado son el padre de Karla, como personaje principal, además de integrar otros personajes.

“También vamos a tocar el tema del huachicoleo, por lo que estamos hablando con unos policías federales, además de la persona encargada de la casa de materiales desde donde transportan.”

La Red de Polos Audiovisuales trabaja de la mano del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), por lo que estos trabajos podrán ser exhibidos en todo el país.

“Platicaba con mi papá sobre eso y queremos hacerlo lo más real posible, para que cualquier persona o cualquier transportista que llegara a verlo, se sienta identificado y que así como yo en algún momento llegué al Romo de Vivar, me senté en el cine a ver un corto y me sentí identificada, que tal vez alguien más pudiera sentarse y tener la misma sensación.”

En febrero se cumple la fecha límite para entregar el proyecto, pero aún desconocen cuándo será proyectado al público.

“Esto para mí es una oportunidad padrísima, porque la primera vez que tuve ganas de contar una historia mía fue a partir de ver cómo otras personas contaban sus historias y que a mí me den oportunidad de contar algo mío es algo muy importante.”

Karla Hernández, quien toma el curso que la Red Nacional de Polos Audiovisuales imparte en Hidalgo, realiza un documental sobre la vida de estas personas

Comentarios