Ciudad de México.- En el marco de la contingencia sanitaria por el coronavirus (Covid-19), la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés) publicó un nuevo reporte sobre museos alrededor del mundo, producto de encuestas internacionales dirigidas a esos recintos, así como a profesionales del rubro y funcionarios de Estado.

El documento presentó una primera evaluación del impacto que la epidemia ha tenido en todo el sector y ofrece sus primeras tendencias, reacciones y capacidad de resistencia. Reveló que el número de espacios en 2020 es de aproximadamente 95 mil, un incremento del 60 por ciento respecto a 2012; sin embargo, matizó que están distribuidos de forma desigual por todo el mundo.

Del total, 0.9 puntos porcentuales se encuentra en África, 0.5 en la región árabe, 65 en América del Norte y Europa Occidental y el resto en Europa Oriental, América Latina y los países de Asia-Pacífico.

Durante la contingencia, el 90 por ciento de los complejos censados cerró sus puertas, de acuerdo con el Consejo Internacional de Museos (ICOM, por sus siglas en inglés), y advirtió que más de uno de cada 10 corre el riesgo de no volver a abrir. Aunque muchos recintos han movido sus actividades a Internet, la brecha digital todavía es muy grande.

Audrey Azoulay, directora general de la UNESCO, declaró a través de un comunicado que el reporte no solamente ofrece una mejor comprensión del impacto que ha tenido el Covid-19 en esos espacios y los retos que se enfrentarán cuando pase la crisis, “también explora las mejores formas de ayudar a dichas instituciones”.

Hay una “necesidad urgente” de reforzar las políticas que apoyen a ese sector, pues juega un papel esencial en la difusión cultural, educación, cohesión social y apoyo a la economía creativa. El reporte fue realizado con información del ICOM que lanzó una encuesta a nivel global para conocer el impacto que ha tenido la cuarentena en el rubro.

El 90 por ciento de los espacios censados cerró sus puertas por la contingencia sanitaria

Aunque muchos recintos han movido sus actividades a Internet, la brecha digital todavía es muy grande

Comentarios