Nadie tiene derecho a convertir educación en campo de batalla: SNTE

675
Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, Juan Díaz de la Torre
Imagen Ilustrativa

Ciudad de México. Nadie tiene derecho a convertir la educación de las y los mexicanos en campos de batallas ideológicas o de disputas políticas, manifestó el presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) Juan Díaz de la Torre.
Ayer durante la presentación del nuevo Modelo educativo 2016 y la Propuesta curricular para la educación obligatoria, en la sede de la Secretaría de Educación Pública (SEP), subrayó que los principios, disposiciones y mandatos contenidos en el artículo tres constitucional están fuera de toda disputa.
“Marcan claramente que la educación es un derecho humano que debe tutelar el Estado y debe ser gratuita, laica, de calidad y obligatoria. Que nadie pretenda, entonces, convertir esta consulta en el detonador de debates ya resueltos a lo largo de la historia de México”, declaró.
Díaz de la Torre pidió construir el nuevo Modelo educativo pensando en el bien de la niñez y juventud, así como definir cómo erigir el futuro nacional.
“Un futuro de desarrollo, crecimiento económico, bienestar para todos, convivencia social armónica y vida democrática, respeto a la dignidad, derechos y libertades de cada mexicano”, subrayó el dirigente gremial.
La educación de calidad con equidad ayudará a recobrar el dinamismo económico, escalar a niveles superiores de bienestar social y consolidar una sociedad más justa y segura, así como aprovechar ventajas y oportunidades abiertas por la globalización, añadió.
“El nuevo Modelo educativo debe convertirse en el instrumento de cambio para lograr una educación capaz de promover el desarrollo integral del país, una economía pujante, con mejor distribución del ingreso y una sociedad con menos pobreza”, insistió.
Juan Díaz se comprometió a que el SNTE hará un análisis minucioso de la propuesta, reflexionará sobre la filosofía, teorías y enfoques pedagógicos que la sustentan, además de enriquecer sus contenidos.
De la misma manera estudiará posibles impactos laborales y profesionales que genere ese modelo para demandar, si es el caso, el respeto irrestricto a los derechos de las y los trabajadores de la educación.
El SNTE asume la educación como un proceso social y por ello celebró la convocatoria a la reflexión que hizo el titular de la SEP Aurelio Nuño Mayer.
“La confección final del modelo educativo y el currículum para la educación básica y media superior no puede ni debe involucrar únicamente a un reducido grupo de planificadores, administradores o expertos que, a partir de una sola perspectiva, suelen imponer una visión filosófica e ideológica específica al proceso educativo”, expuso.
Díaz de la Torre puntualizó que aunque está terminada la propuesta presentada ayer, no es definitiva.

Comentarios